El Consejo de Ministros ha aprobado este viernes una decreto ley para convocar por la vía de urgencia hasta 8.000 plazas de empleo en el sector público para que puedan asignarse antes del verano y no tener que esperar a que se apruebe la oferta pública de empleo habitual en el marco de los  Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2017. Las cuentas podrían no estar listas hasta junio y además no tienen todos los apoyos garantizados.

El proyecto de Ley de Presupuestos aprobado este viernes en el Consejo de Ministros prevé una reposición de 67.000 puestos en la Administración, además de un proceso de reducción de la interinidad del 25% al 9% en tres años dentro del sector público. No obstante, como ya avanzó el Gobierno, ámbitos como la docencia o la policía necesitan una convocatoria urgente de plazas para que puedan ser ocupadas tras la época estival.

Un total de 7.969 nuevos puestos han sido convocados dentro de este paquete, de los que prácticamente la mitad, 3.591 plazas, corresponden a la Policía Nacional–3.331 de acceso libre, 260 de promoción interna y 291 dentro del epígrafe de otras plazas–. En este caso, el decreto trata de evitar que las academias de formación de policía y militares no puedan operar por la falta de entrada de nuevas plazas.

Desglose de las plazas convocadas

Estas cifras se encuadran dentro de una oferta más grande que prepara el Ministerio del Interior. El departamento que dirige Juan Ignacio Zoido convocará 5.197 nuevas plazas de policías nacionales y guardias civiles, a las que se sumarán otros 740 de promoción interna. La oferta total alcanza en total los 5.937 puestos.

Desglosados los datos por cuerpos, se encuadran en estas cifras las 3.331 plazas por acceso libre de la Policía Nacional, con lo que superará la tasa de reposición de ejercicios presupuestarios anteriores. De esta cifra, 130 serán en la escala ejecutiva (inspectores) y 3.201 para la escala básica, reservándose 640 para militares de tropa y marinería con una antigüedad de al menos cinco años de servicio.

También se superará la tasa de reposición de los últimos años en la Guardia Civil, que convocará un total de 1.866 plazas: 65 en la escala de oficiales y 1.801 en la escala de cabos y guardias. En este caso, la reserva para militares profesionales es de 721 plazas. A las 1.886 plazas se añadirán otras 480 de promoción interna.

Y es que el envejecimiento de las plantillas y las restricciones presupuestarias motivadas por la crisis económica han provocado que tanto la Policía Nacional como la Guardia Civil acumulen un importante déficit de plazas. A finales del pasado año, en respuesta a una pregunta del grupo parlamentario del PSOE, el Ministerio del Interior reconoció que en la Policía había 12.715 vacantes y 7.510 en la Guardia Civil, lo que supera las 20.000 plazas.

A estas se le añadirán las correspondientes a la tasa de reposición del 100% de los policías autonómicos de Cataluña y Navarra, y los de la Policía del País Vasco, cuya tasa será la que fije el acuerdo de la Junta de Seguridad para esa comunidad autónoma.

Para el ministro Zoido, la aprobación por parte del Consejo de Ministros de esta oferta de empleo en las fuerzas de seguridad del Estado “es la demostración del compromiso del Gobierno de Mariano Rajoy por garantizar la seguridad y la libertad de todos”. Y ha añadido: “Ello nos permitirá seguir creciendo, seguir creando empleo y seguir siendo un país seguro by atractivo para la generación de empleo y, sobre todo, de oportunidades para todos los españoles”.

Nuevas plazas de profesor

Otros ámbitos en los que el Gobierno se ha propuesto dinamizar el empleo sin esperar a los Presupuestos son la Fuerzas Armadas, donde se convocarán un total de 1.990 puestos, de los que 766 serán de acceso libre y 933 de promoción interna.

Finalmente, el decreto contempla también 42 plazas en el ámbito docente para las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla. No obstante, el Gobierno ha habilitado a las comunidades autónomas para que convoquen plazas de docente antes de que se aprueben definitivamente los Presupuestos.  Así, con el anticipo de convocatoria de empleo público autorizado a las comunidades autónomas, el Gobierno estima que en educación, con una tasa de reposición del 100%, se convocarán hasta alrededor de 10.000 plazas en el ámbito educativo no universitario y unas 1.500 plazas de profesores universitarios. No obstante, un buen número de comunidades han asegurado que este decreto llega tarde.