El Instituto de Contabilidad y Auditoria de Cuentas (ICAC), dependiente del Ministerio de Economía, pide explicaciones a PWC como auditor de las cuentas de Popular, ha desvelado Luis de Guindos, titular de la cartera de Economía, en el Congreso.

«El ICAC le ha pedido información al auditor porque el mismo que cierra unas cuentas dice a los pocos días que faltan provisiones», señala Guindos en alusión a la modificación de las cuentas de 2016 que Emilio Saracho, presidente de Popular, anunció el 3 de abril mediante un hecho relevante a la CNMV.

Por otro lado, el representante de Economía ha reconocido que la CNMV está investigando la legalidad de la toma de posiciones cortas en torno a Popular.

Recalca que el BCE es el supervisor de Popular y que el Gobierno no tiene ningún tipo de competencia

Cuestionado por la oposición por su «pésima» labor de supervisión, Guindos ha recalcado en varias ocasiones que «el Gobierno no es el supervisor ni el regulador». Por tanto, «el Gobierno no tiene inspectores en los bancos». En este sentido ha recordado que «la responsabilidad es el supervisor único -es decir, el BCE- para bancos que tienen más de 40.000 millones de balance y del Banco de España para los que tienen menos de 40.000 millones».

Dicho esto, el ministro ha subrayado que, en las últimas semanas, él siempre ha defendido lo que le trasmitían los reguladores. «No podemos intervenir. No tengo más información que la que me dan. Lo que me indica siempre el supervisor es que no hay problemas de solvencia o liquidez. Nunca aseveré que teníamos capacidad para analizar la situación», ha asegurado ante la Comisión de Economía del Congreso.

El ministro reconoce que Europa debería revisar los criterios de liquidez a la hora de intervenir un banco

Sobre las dudas que genera la supervisión europea, habida cuenta de que Popular aprobó los test de estrés realizados hace apenas un año, Guindos recuerda que no es competencia del Gobierno, pero que «los que los hicieron, estarán haciendo análisis de lo que ha fallado o no».

El ministró sí asume responsabilidades en posibles fallos en la mecánica de MUR (Mecanismo Único de Resolución). «Me pueden echar la culpa de que el MUR no funciona porque formé parte del Eurogrupo que la diseñó», ha manifestado. Y ha reconocido que es posible que se tengan que revisar los criterios de liquidez en los procesos de resolución.

El dinero que tenía la Seguridad Social en Popular antes de la intervención era superior a la media de los últimos meses

Por otro lado, Guindos, en referencia a informaciones publicadas en prensa, ha asegurado que el saldo que tenía la Seguridad Social en cuenta de Popular antes de la resolución era superior a la media de mese previos. Concretamente, a 7 de junio, la institución pública tenía un volumen mayor al saldo medio diario del periodo que media entre agosto de 2016 y mayo de 2017, que fue de 1.098 millones de euros.

Sí ha reconocido que ayuntamientos y comunidades autónomas reembolsaron fondos. A este respecto ha explicado que «cuando un banco, como ha sido el caso, sufre varias rebajas de ráting, hay instituciones e inversores cualificados que sacan su dinero porque para mantenerlo en una entidad le exigen una calificación mínima. La nota de Popular se fue degradando y se ve correlación entre salida de depósitos y cada rebaja de rating».