BBVA logró un resultado atribuido de 2.306 millones de euros hasta junio, un 25,9% superior al del mismo periodo de 2016 ( 30,8% en términos constantes), gracias a «la buena evolución de los ingresos recurrentes, la moderación de los gastos de explotación y la reducción de los saneamientos son los principales factores que explican este crecimiento», ha informado la entidad.

El margen de intereses generado entre abril y junio (4.481 millones de euros) es el más alto de los últimos siete trimestres. En el primer semestre de 2017, esta partida alcanzó 8.803 millones de euros (más 5,2% interanual, más 9,6% sin considerar el efecto de las divisas).

El comportamiento de las comisiones se vio favorecido por la recuperación de la actividad en los negocios mayoristas. Esta línea creció en el semestre un 4,5% interanual (más 8% sin considerar el efecto de las divisas) hasta alcanzar 2.456 millones de euros.

El margen neto alcanza los 6.407 millones hasta junio, tras crecer un 8,6%

Por su parte, el margen bruto semestral alcanzó 12.718 millones de euros, con un aumento interanual del 4,0% (más 7,8% a tipos de cambio constantes). El crecimiento de los ingresos recurrentes (margen de intereses más comisiones), que alcanzó un 5,1%, o bien un 9,2% sin considerar el impacto de las divisas, fue el principal catalizador de su evolución, señala la entidad que preside Francisco González.

En el primer semestre, la entidad hizo un esfuerzo en contención de costes mediante los planes de eficiencia y la materialización de ciertas sinergias. Todo ello permitió que el ratio de eficiencia se ubicara por debajo del umbral del 50% (en 49,6%). «Este ratio es considerablemente mejor que el de la media de los principales competidores europeos (65,6% según la última información disponible del primer trimestre de 2017)», añade el banco.

La cartera de préstamos morosos se reduce en algo más de 800 millones y la mora se sitúa en el 4,8%

En este contexto, el margen neto alcanzó los 6.407 millones de euros en el semestre, con un crecimiento del 8,6% frente al primer semestre del año pasado (más 13,9% excluyendo el efecto de las divisas).

La cartera de préstamos morosos se redujo en algo más de 800 millones de euros (principalmente en el área de Non Core Real Estate). La tasa de mora cerró en el 4,8% (versus 4,9% de diciembre de 2016) y la cobertura lo hizo en el 71% (en diciembre era del 70%). El coste del riesgo se mantuvo en niveles del 0,9%.

El crédito a la clientela cae un 1,4% por el efecto divisa y los depósitos a la clientela, un 1,7%

En términos de solvencia, BBVA generó 20 puntos básicos de capital en el semestre. A cierre de junio, el ratio CET1 fully-loaded alcanzó niveles del 11,10% en línea con el objetivo (11%). Este ratio incorpora el impacto negativo de la compra del 9,95% adicional en Garanti. El ratio de apalancamiento fully-loaded se situó en un 6,8%, el mejor de sus comparables europeos, indica el banco.

En cuanto a la actividad, el crédito bruto a la clientela creció un 1% en términos constantes (cayó 1,4% incorporando el impacto de las divisas) con respecto a la cifra del pasado mes de diciembre. Los volúmenes de crédito aumentaron en las geografías emergentes y continuó el desapalancamiento en España y Estados Unidos. A 30 de junio, esta línea alcanzó 424.405 millones de euros. Los depósitos de la clientela registraron una ligera disminución en el semestre de 1,7%, hasta situarse en 394.626 millones de euros.

Negocio en España

El resultado atribuido fue de 670 millones de euros, un 8% superior al del primer semestre del año anterior. El margen de intereses generado entre enero y junio disminuyó un 3,9% interanual, principalmente por la venta de carteras mayoristas. Por otro lado, la positiva contribución de los negocios mayoristas favoreció la evolución de las comisiones. En el conjunto del semestre esta línea creció un 3% interanual.

Paralelamente, la actividad inmobiliaria arrojó unas pérdidas de 191 millones de euros, algo más que los 109 millones que perdió en el trimestre anterior, por lo que el resultado global para España es de 479 millones.

Gana en España 479 millones hasta junio: 670 por su actividad bancaria a los que resta 191 millones de pérdidas por el ladrillo

Carlos Torres Vila, consejero delegado, ha señalado en la presentación de analistas que fija un plazo de tres años para limpiar su balance de activos inmobiliarios. Pese a las citadas pérdidas de 191 millones hasta junio, la entidad disminuyó su exposición neta al sector inmobiliario un 14,2% en los últimos seis meses. La estrategia del grupo está orientada a acelerar las ventas mayoristas de activos y aminorar la cartera, aprovechando la recuperación del mercado inmobiliario.

Por su parte, los resultados de operaciones financieras (ROF) disminuyeron un 18,5%, al compararlos con los del primer semestre del año anterior, cuando se incorporaron las plusvalías generadas por la operación VISA.

En la partida de gastos de explotación se siguieron materializando sinergias por la integración de Catalunya Banc, así como las generadas por la implantación de planes de eficiencia.

Todo ello ayudó a rebajar esta línea con una reducción del 4,4% en los últimos 12 meses. Los saneamientos crediticios continuaron descendiendo de forma significativa un 40,6% interanual en el acumulado del semestre. En cuanto a los indicadores de calidad crediticia, la tasa de mora mejoró en el primer semestre hasta llegar en junio al 5,7% (versus 5,8% en diciembre); la cobertura se mantuvo estable en el 53%.

El banco prevé que en tres años habrá limpiado su balance de activos inmobiliarios

La inversión crediticia en la región (crédito a la clientela no dudoso en gestión) creció un 0,7% con respecto a la cifra de finales de marzo. En la primera mitad del año, el desempeño fue especialmente positivo en el nuevo crédito a empresas, que subió un 12,8% interanual,  y consumo, que repuntó un 24%. En España, los depósitos de clientes en gestión crecieron un 1,4% con respecto a marzo, mientras que a finales de junio, se mantuvieron en niveles similares a los de cierre de diciembre.

Actividad internacional

En México, la actividad presentó tasas de crecimiento de un dígito alto en inversión durante el semestre. El resultado en el primer semestre ascendió a 1.080 millones, con un avance interanual del 16,4%. El margen de intereses registró crecimientos interanuales del 9,2%, mientras que las comisiones avanzaron un 11,7%. La disciplina en costes hizo que el ascenso de los gastos se situara muy por debajo del mostrado por el margen bruto, lo que, además, derivó en un crecimiento interanual del margen neto del 14%. En cuanto a la calidad de los activos, continuó la estabilidad de los principales indicadores de riesgo: las tasas de mora y cobertura cerraron en junio en el 2,3% y el 126%, respectivamente.

El beneficio repunta un 16,4% en México hasta superar los mil millones en seis meses

En Turquía, donde BBVA aumentó en marzo su participación en el banco Garanti al 49,85%, ganó 374 millones, un 39,3% más. El incremento adicional ha generado un impacto positivo de aproximadamente 54 millones de euros en la cuenta. El margen neto aumentó un 12,6% al compararlo con los seis primeros meses del año pasado.

En Estados Unidos, BBVA pone el foco estratégico centrado en mejorar el rendimiento de la inversión crediticia y reducir el coste de los depósitos, así como las subidas de tipos de interés, favorecieron el avance del margen de intereses (un 13,6% interanual en el acumulado a junio). Entre enero y junio, el beneficio atribuido del área fue de 297 millones de euros, un 62,4% más que en el mismo periodo de 2016.

En América del Sur ganó 404 millones de euros entre enero y junio, un 3% menos que en el primer semestre de 2016. El margen de intereses acumulado ascendió un 10,3% en términos interanuales, mientras que las comisiones se incrementaron un 15,3%. El margen bruto aumentó un 10,3% interanual. Los gastos avanzaron un 11,4%, en línea con la elevada inflación de algunos países, como Argentina. Aun así, el margen neto del semestre registró una subida del 9,4%. En cuanto a la calidad crediticia, la tasa de mora cerró en el 3,5% y la cobertura se situó en el 94%.