Los grandes del turismo cargan contra Aena por los problemas generados en el aeropuerto de El Prat por la huelga de empleados de seguridad en plena temporada alta. La Alianza para la Excelencia Turística (Exceltur), el lobby que agrupa a una veintena de las grandes empresas turísticas del país, ha calificado de «errática y muy irresponsable» la actitud de Aena ante las colas de pasajeros en Barcelona y ha criticado que el gestor anteponga los intereses de los accionistas a los usuarios y al sector turístico, poniendo el foco en maximizar beneficios y en su expansión.

Exceltur considera «irónico» que Aena se exponga a aglomeraciones de viajeros en pleno mes de agosto por intentar ahorrar costes «con licitaciones a la baja», en referencia al conflicto entre Eulen y sus trabajadores, y a un una huelga indefinida en los controles de El Prat. Unos problemas que «inciden gravemente en la imagen exterior de España», por lo que la asociación urge a las partes a un acuerdo que ponga fin a esta situación.

Exceltur critica la expansión exterior de Aena «a costa de la merma de recursos en España» y «exprimir la calidad del servicio»

«Es legítimo que la compañía busque la máxima rentabilidad de sus accionistas y figurar a la cabeza de un ranking mundial, pero no a costa de drenar el ‘cash flow’ y menos si ello conlleva un empeoramiento del servicio», ha dicho el vicepresidente ejecutivo de Exceltur, José Luis Zoreda, en declaraciones a Europa Press. Asimismo, ha lamentado la torpeza del gestor de la red de aeropuertos españoles y del Gobierno al permitir que un conflicto laboral haya «explotado en pleno verano» y la tardanza en tomas medidas, al tiempo que ha lamentado que algunos aprovechen esta situación para su politización y crear confrontación con Cataluña.

Los sindicatos CC.OO., UGT y USO en Aena también han puesto fecha a su amenaza de paros a partir del próximo 15 de septiembre si antes del 16 de agosto no reciben una respuesta positiva en el seno de la Comisión Negociadora a sus reivindicaciones en materia de mejoras salariales y en sus demandas para un plan de empleo.

Para Exceltur el Estado, como primer accionista de Aena -controla el 51% del capital a través de Enaire-, debe velar por la prestación «de los mejores servicios al viajero, cuyo principal cliente son viajeros españoles, y al sector turístico, motor de la economía española, máxime en plenas vacaciones».

«No ha lugar a movimientos de internacionalización innecesarios, ni a la inversión en otros aeropuertos foráneos, si es a costa de la merma de recursos generales en los aeropuertos españoles a base de exprimir la calidad del servicio», ha opinado, al tiempo que ha celebrado que se pusiera freno a la pretendida opa sobre Abertis.

Llueve sobre mojado

Zoreda señala que al margen de la huelga de los trabajadores de Eulen «no hay personal suficiente, ni una buena planificación» del servicio de seguridad en los controles a pasajeros ante la extraordinaria demanda de viajeros.

«Llueve sobre mojado pues hace unos meses hubo problemas con los servicios de limpieza en El Prat. Hay que concentrarse en brindar un servicio de calidad antes de iniciar otras aventuras», ha apuntado.

Exceltur cree que la obsesión de Aena por generar ingresos y minimizar costes subcontratando personal, licitando servicios tan a la baja que no se acomodan a los crecimientos del tráfico, provoca que «las concesionarias se pillen los dedos». «Ya lo vimos en su planteamiento para congelar las tasas, previsiones de tráfico que hubo que corregir», ha añadido.

Asimismo, ha reprochado a Aena que las subidas «absolutamente arbitrarias» de cánones a las empresas de ‘rent a car’ con presencia en la red de aeropuertos, un servicio «sustancial para el viajero», hayan subido entre 3 y 4 millones de euros de un año para otro, lo que acaba repercutiendo a los usuarios «en mayor precio o en peores servicios».