El comité de huelga de Eulen no propondrá el nombre de ningún mediador para redactar el laudo obligatorio con el que el Gobierno pretende zanjar el conflicto laboral en el Aeropuerto de El Prat y dejará éste en manos del Ejecutivo. El asesor del comité, Juan Carlos Giménez, ha explicado a Efe que los representantes de los trabajadores de Eulen no ven sentido a participar en este proceso «cuando creemos que el laudo es ilegal y lo vamos a denunciar ante los tribunales».

Tras el anuncio sindical, la empresa Eulen, perteneciente a la familia Álvarez (dueña de Vega Sicilia), ha renunciado a nombrar a su candidato a árbitro. «Iniciada la reunión, el asesor del comité de huelga ha manifestado que ‘entienden que no procede un Laudo Obligatorio'», señala una nota de Eulen, «no aportando candidato alguno para la búsqueda del acuerdo». «Ante estas manifestaciones», prosigue el comunicado, «aun habiendo trabajado por parte de la empresa varios nombres que reunían las condiciones requeridas para realizar la función de árbitro, no se han realizado las propuestas».

Fomento decidirá

«Lamentando no haber podido, ni siquiera debatir para lograr un árbitro aceptado por las dos partes, la Empresa se someterá -como no puede ser de otro modo- a la decisión que adopte sobre este asunto el Ministerio de Fomento», sentencia Eulen.

«Al final va a ser el Gobierno el que pondrá a su árbitro. Será así sí o sí porque tampoco hay tiempo para que las partes se pongan de acuerdo. No vamos a proponer a nadie», ha subrayado Giménez. Ayer miércoles sonó entre los representantes de los trabajadores el nombre de Julio Anguita (ex coordinador de IU), según El Mundo.

Laudo obligatorio

El Gobierno ha notificado a las 11 horas de hoy el laudo de obligado cumplimiento para solucionar la huelga indefinida en Eulen Seguridad y las partes disponen ahora de un plazo de 24 horas para designar un árbitro.

En el caso de que no lo consigan, el Ministerio de Fomento asignará a una persona en las 24 horas siguientes que someterá, con carácter previo, a las partes para que formulen cuantas alegaciones estimen oportunas en relación con su imparcialidad. El árbitro dictará su decisión en el plazo de diez días a contar desde la fecha de su designación.

«Menos seguridad»

Al mismo tiempo, el asesor del comité de huelga ha asegurado que, desde que la Guardia Civil ha incrementado su presencia en los controles del aeropuerto, «la seguridad ha bajado».

Según Giménez, «se está primando que no haya colas en los controles de seguridad y eso supone que los pasajeros pasan muy rápido», con lo que, a su juicio, no se realiza un control adecuado.