El Ministerio de Empleo ha acordado con todas las comunidades autónomas la prórroga de la ayuda de entre 400  y 450 euros mensuales para parados de larga duración, conocida como Plan Prepara, hasta, de momento, el 30 de abril de 2018. Este nuevo plazo de ocho meses –hasta ahora se venía renovando cada seis meses– se contabilizará con carácter retroactivo desde el pasado 15 de agosto, cuando expiró la anterior prórroga.

El acuerdo ha sido anunciado por la ministra de Empleo y de la Seguridad Social, Fátima Báñez, en la reunión de directores provinciales del Instituto Nacional y de la Tesorería de la Seguridad Social en Pozuelo de Alarcón (Madrid), aunque la decisión se ha adoptado en la LXVI conferencia sectorial extraordinaria de Empleo y Asuntos Laborales entre el Gobierno y las CC.AA., presidida por el secretario de Estado de Empleo, Juan Pablo Riesgo.

El pacto consiste en la cesión por parte de todas las comunidades de sus competencias para poder desarrollar el Plan Prepara, respetando así la sentencia del Tribunal Constitucional, que cuestionaba precisamente la distribución de competencias, ya que el plan estaba gestionado por el Servicio Público de Empleo (SEPE) en lugar de por las comunidades autónomas.

Dicho de otro modo, seguirá siendo el SEPE el que gestione la ayuda «sin desobedecer» la sentencia del alto tribunal, según ha explicado el viceconsejero de Empleo del Gobierno de Canarias, Emilio Atienza, a la salida de la conferencia sectorial, informa Europa Press.

El Plan Prepara se puso en marcha como medida de choque en 2011 para garantizar la protección de los desempleados con mayores problemas de ingresos. Su vigencia estaba prevista por periodos de seis meses hasta que la tasa de paro cayera por debajo del 20%. Posteriormente se rebajó este porcentaje al 18%. La Encuesta de Población Activa (EPA) correspondiente al segundo trimestre confirmó que el desempleo se sitúa ya en el 17,2%, con lo que una vez cumplidos sus últimos seis meses de vigencia, el Plan Prepara debería desaparecer. La fecha clave era el 15 de agosto.

Sin embargo, un nuevo elemento saltó a la escena a mediados de julio dificultando aún más su continuidad. El Tribunal Constitucional (TC) emitió una sentencia en la que se determinaba que la gestión del programa debería realizarse en las comunidades autónomas y no directamente en la Administración central al considerarla una política activa de empleo.

A la espera de la fusión de los sistemas de protección

La prórroga del plan tendrá lugar con la esperanza de que para el mes de abril pueda estar lista la renovación de los sistemas de protección, en la que el Gobierno junto con interlocutores sociales trabajan ya, con el objetivo de unificar los diferentes planes de ayuda (PAE, Prepara, RAI), adecuarlos a la sentencia del Tribunal Constitucional y mejorar el índice de inserción laboral.

No obstante, una vez concedida la ayuda, los beneficiarios podrán seguir cobrando de acuerdo con las condiciones que se especifican en el Plan Prepara, aunque el programa expire.

La intención del Gobierno es «fundir» todos los programas de asistencia para desempleados en «un gran programa de parados» para dar la cobertura a todas las circunstancias contempladas en los planes vigentes.