El desafío soberanista catalán es, al menos hasta la fecha, lo que califican los grandes inversores internacionales como un non-event. Es decir, un acontecimiento sin importancia, sin capacidad para mover los mercados. En definitiva: no creíble. Ello explicaría que la cumbre que mantiene este martes la gran banca española con Danièle Nouy, presidenta del Consejo de supervisión del BCE, no contemple tratar las tensiones políticas en Cataluña, según consta en la agenda del evento al que ha tenido acceso El Independiente. 

La reunión, que se celebrará a las 17.30 horas en Madrid, congrega a la plana mayor de las entidades españolas. Está confirmada la asistencia de Ana Botín (Santander), Carlos Torres (BBVA), Gonzalo Gortázar (CaixaBank), Josep Oliu (Sabadell), Jordi Sevilla (Bankia), Pedro Guerrero (Bankinter), Juan Carlos Escotet (Abanca), Víctor Iglesias (Ibercaja), Gregorio Villalabeitia (KutxaBank), Manuel Menéndez (Liberbank), Manuel Azuaga (Unicaja), entre otros. También asistirá, como representante de la AEB, José María Roldán, presidente de la patronal bancaria.

La cumbre bancaria, cuya duración estimada es de dos horas, abordará seis bloques de temas principales: diálogo sobre supervisión y SREP (Proceso de Supervisión y Evaluación de Capital); prácticas supervisoras y expectativas; modelos internos, RWA (activos ponderados por riesgo); Regulación; Brexit y euribor.

‘Brexit’, sí; ‘Catexit’, no

Mientras que la salida de Reino Unido de la Unión Europea sí protagonizará un bloque, en el que la representante del BCE ofrecerá su visión sobre el proceso de negociación y las medidas para abordar los desafíos potenciales y la disrupción, el debate sobre un hipotético Catexit (salida de Cataluña) no está sobre la mesa y, como consta en el comunicado que la AEB ha remitido a sus asociados, “la agenda se puede dar por cerrada y no se prevén cambios”.

Fuentes del mercado consideran que la ausencia de un bloque destinado al conflicto catalán evidencia que el Banco Central no está preocupado por el proceso independentista. Ello, a pesar de que JPMorgan, el mayor banco de EEUU, ha llegado a emitir un informe en el que aconseja a la Unión Europa adoptar una postura más activa en el conflicto catalán y le insta a lanzar un comunicado oficial firme explicando los grandes riesgos económicos de una potencial ruptura. También aconseja al Gobierno central conceder mayor autonomía fiscal a la región.

Aunque los temas que se abordarán ya están cerrados, la AEB ha solicitado al Banco Central adelantar el debate sobre el euribor, previsto para el final de la sesión, ya que es una de las claves para la evolución del negocio de las entidades.