El drama que viven miles ciudadanos españoles que pagan su hipoteca en un divisa diferente al euro vuelve a estar de actualidad. El Tribunal de Justicia de la Unión Europea publicó el pasado 20 de septiembre una sentencia en la que concluye que estos productos son abusivos, si el cliente no recibe la información suficiente para tomar decisiones fundadas y prudentes.

El tribunal de Luxemburgo subraya, en la sentencia sobre el caso de una ciudadana rumana, que el banco debe comunicar al consumidor “toda la información pertinente para valorar las consecuencias económicas de una cláusula sobre sus obligaciones financieras”. Deben clarificar no sólo la posibilidad de apreciación o depreciación de la divisa, sino los efectos en las cuotas por la evolución del tipo de cambio y del tipo de interés.

En torno a 70.000 españoles se han empobrecido por hipotecarse en yenes o francos suizos

Entretanto, el Supremo, que debía emitir el fallo de una sentencia sobre este tipo de préstamos ese mismo día, ha dado más plazo a las partes -Barclays (ahora CaixaBank) y un arquitecto de Madrid- para que, teniendo en cuenta la resolución de la corte del Ducado, hagan sus alegaciones, si lo consideran pertinente. No se espera que su sentencia llegue hasta las próximas semanas.

Las hipotecas multidivisa se comercializaron en España, especialmente, entre 2006 y 2008, en plena burbuja inmobiliaria. Barclays, Bankinter, Santander, BBVA, Popular, Deutsche Bank y Bankia figuran entre las entidades que ofrecieron préstamos sofisticados que han empobrecido a quienes los contrataron.

Las multidivisa se comercializaron en España, entre 2006 y 2008, durante la burbuja inmobiliaria

El bufete Lean, especializado en delitos financieros, representa a miles de afectados y señala que la tasa de éxito en las demandas presentadas del 100%, con decenas de casos ya ganados. Explica dos situaciones reales que muestran de un modo elocuente el elevado riesgo que presentan estos productos, habitualmente contratados en yenes japoneses o francos suizos. Y es que, desde los niveles de 2007 y 2008 hasta hoy, el euro se ha depreciado en torno a un 20% y 30%, frente al yen y la moneda helvética, respectivamente.

Una hipoteca en la moneda nipona firmada en 2008 con Barclays por importe de 310.000 euros tenía una deuda pendiente, a enero de 2017, de 309.000 euros. En estos nueve años, el afectado ha hecho frente al pago de 162.000 euros, y sólo ha amortizado mil euros del préstamo.

Los afectados, tras pagar cuotas durante nueve años, deben más al banco ahora que cuando compraron la casa

Los francos suizos también han dado más de un disgusto a los hipotecados en este divisa. Un préstamo contratado en 2007 con Bankinter, por importe de 232.000 euros, tenía pendiente de pago en septiembre del año pasado 252.000 euros. Es decir, 30.000 euros más que en el momento en el que se formalizó, a pesar de que el cliente, durante los años transcurridos, había pagado cuotas por 106.000 euros.

A principios de este año, María Dolores Dancausa, consejera delegada de Bankinter, señaló en rueda de prensa que la cartera de hipotecas multidivisas del banco ascendía a en torno a 2.000 millones de euros.

Ante la polémica desatada por este producto y la batalla legal emprendida por algunos afectados, la directiva señaló que “el número de demandas está muy controlado. Estas hipotecas se dejaron de hacer en 2009 y teniendo en cuenta que el  perfil del cliente de Bankinter es medio alto, la mayor parte sabía perfectamente lo que firmaba”.

Aun así, la ejecutiva reconoce que “el banco se equivocó en la concesión de algunas hipotecas por personas que no tenían el perfil. Todos nos podemos equivocar. En aquellos casos en los que nos hemos equivocado, corregimos el error, lo reparamos y tomamos medidas para que no vuelva a pasar, pero la mayor parte de los casos se ha concedido bien y defenderemos los intereses del banco”.

Pilotos y bomberos, los más afectados

El portal digital reclamador.es calcula que hay más de 60.000 préstamos hipotecarios de este tipo comercializados en España y los usuarios afectados pueden reclamar, de media, unos 57.000 euros.

Desde la firma online de reclamaciones señalan que la hipoteca multidivisa tuvo bastante acogida entre colectivos profesionales de ingresos fijos garantizados como pilotos y bomberos. Por regiones, los más afectados son catalanes, madrileños y andaluces. En concreto, según los datos de la compañía online, los afectados en España por las hipotecas multidivisa se concentran fundamentalmente en Cataluña con más de 10.000 afectados, Madrid con en torno a 9.500 clientes y Andalucía con 9.000.