La tensión se palpa en el ambiente la jornada denominada “paro de país”, que es un día de protesta política para algunos y una huelga general para otros. Sea como fuere, se trata de una convocatoria secundada por la Generalitat y algunas patronales, con la mirada cómplice de las centrales mayoritarias CCOO y UGT, que también viven sus tensiones internas.

La protesta del 3-O está funcionando masivamente en transportes, comercios pequeños y otros puntos (corte de carreteras, puertos, etcétera), tiene nula o poca trascendencia en grandes fábricas (como Seat) y de momento no conoce incidentes graves, aunque los bomberos y los Mossos han tenido que rodear la sede del PP, literalmente rodeada de manifestantes. De momento: la Policía Nacional y Guardia Civil estarán en Cataluña de manera indefinida. Zoido ha acudido de hecho a Cataluña, dos días después de los graves episodios que han dado la vuelta al mundo.

El pequeño comercio estaría cerrando en un muy alto porcentaje, según las agencias y las informaciones recabadas hasta ahora. La mayoría de los comercios del centro de la ciudad de Barcelona han amanecido cerrados este martes. Los quioscos de La Rambla, panaderías históricas y tiendas que abren todos los días del año, han decidido bajar la persiana, según Europa Press, mientras que algunas cafeterías de grandes cadenas sí han abierto y se han llenado de ciudadanos de a pie, turistas y trabajadores de la construcción que paraban para desayunar.

Otras cadenas como Desigual o Mango, o tiendas de souvenirs, han decidido levantar la persiana, si bien la afluencia de público era escasa. En la televisión se han visto grupos de piquetes (sobre todo del minoritario CGT) acudir a tiendas de la estación de AVE de Barcelona Sants.

El transporte público funciona con servicios mínimos en Barcelona en hora punta (entre las 06:30 y 09:30 horas y entre las 17:00 y 18:00 horas). Durante el resto de la jornada la movilidad no está garantizada. En Tarragona se ha suspendido el servicio de autobús municipal, según ha informado la presidenta de la Empresa Municipal de Transportes (EMT), Begoña Floria, a través de Twitter.

Sectores en los que se espera que la huelga masiva, además de los transportes y el pequeño comercio: la agricultura, los puertos y la estiba, el sector químico. Parece que de momento se cumplen las previsiones de los convocantes.

Los jueces no secundan el paro. Según varias informaciones de agencias y propias, los magistrados y en general funcionarios que trabajan en los juzgados catalanes no han secundado el paro general convocado para este martes por la Taula per la Democràcia. De acuerdo con el TSJC, ninguno de los casi 700 jueces del territorio catalán ha comunicado a la sala de gobierno de este tribunal su intención de no ir a trabajar este martes. El paro general sí que ha provocado que algunos jueces no hayan podido llegar a la hora a sus respectivos juzgados, y también se prevé que algunos juicios previstos para que se celebren este martes tendrán que ser suspendidos por causas ajenas a la magistratura.

Tampoco secundan el paro las grandes fábricas como Seat.

Las carreteras sí notan el impacto de la protesta.  Un Según ha informado el Servicio Catalán de Tráfico, a las 12.10 horas de la mañana la red viaria presenta en Cataluña un total de 52 carreteras cortadas, dos con retenciones y congestiones y otras tres con una marcha lenta, con motivo de las protestas al coincidir una huelga general y política convocada por sindicatos minoritarios y un paro auspiciado por plataformas soberanistas.

Entre las vías cortadas figuran al A-7 en Tarragona; la AP-7, en varios puntos, como Cervià de Ter, Sarrià de Ter, Pont de Molins, Ametlla de Mar y Ampolla; la C-12, en Lleida y García; la C-16, en Berga y Sallent; la C-17, en Ripoll, Gurb, Mollet y Montcada; la C-25, en Rajadell; la C-32, en Mataró; la C-58, en Terrassa; la C-65, en Llagostera; la N-145, en La Seu d’Urgell; y la N-II, en Pont de Molins i Masnou, informa Efe.