Millones de ordenadores de todo el mundo han sido afectados por un virus tras entrar en la mayor página web de pornografía del mundo. Pornhub recibe más de 26.000 millones de visitas anuales, lo que la convierte en la líder en este tipo de contenidos y en la número 33 en cuanto a usuarios en todo el mundo, incluso por delante de los sitios en internet de Spotify, Washington Post o Microsoft.

Muchos de los que accedían al portal de Pornhub veían un mensaje en su pantalla que les pedía que actualizaran su navegador, ya fuera Chrome, Firefox o simplemente su versión de Flash, y si accedían el malware se descargaba e instalaba en su sistema.

La firma de seguridad en internet Proofpoint ha identificado a los atacantes, responsabilizando al grupo KovCoreG y a un software malicioso conocido como Kovter. Este se instalaba en el sistema y se dedicaba a hacer clicks continuos en anuncios y banners en páginas que luego servían a los hackers para lucrarse a través de esos accesos a la publicidad engañosa.

Países afectados

La mayoría de los afectados están en Australia, Estados Unidos, Canadá y Reino Unido, y se cree que el virus puede llevar más de un año en sus sistema, hasta que Pornhub y su equipo de seguridad lo han descubierto y han conseguido acabar con el problema.

El propio estudio de Proofpoint considera que estas webs que tienen tantas visitas cuentan con muchas posibilidades de quedar afectadas por este tipo de software maligno, por la multimillonaria audiencia que pasa a diario por su portal. Son especialmente peligrosos, según está firma de ciberseguridad, los malware que “convencen al usuario para infectarse ellos mismos” y que explotan “el factor humano”.

También apuntan a que la infección podría ser mucho peor, señalando que Kovter se limita a hacer click en anuncios sin costarle dinero a los dueños de los ordenadores de los que se sirve, pero que “bien podría haberse tratado de ransonware, robo de información o cualquier otro tipo de ataque”.

Además, dado el portal del que hablamos, la audiencia que lo visita tiene “muchas menos posibilidades de pedir ayuda para que nadie descubra su historial de navegación por internet”, tal y como explica el especialista de seguridad de ESET, Mark James, y recoge The Guardian. “Los usuarios tienen menos posibilidades de contar con seguridad” cuando visitan estas direcciones, considera James, pese a que saben “que son sitios oscuros”.

El término “millones” es un poco vago, pero teniendo en cuenta que Pornhub es el 21º sitio web más visitado en Estados Unidos y el 33º que más usuarios recibe al año en todo el mundo, los potenciales infectados bien podrían ser “decenas de millones” en todo el mundo.