El consejo de administración de Unicaja Banco ha acordado este viernes iniciar los trámites para una futura fusión con su filial EspañaDuero, lo que supondrá en el futuro el mantenimiento de una única entidad bancaria que sumará los activos de ambas marcas, «fortaleciendo la esencia del grupo de cercanía, vinculación con el territorio y servicio al cliente».

Unicaja Banco y EspañaDuero destacan los beneficios que tendrá la operación para los clientes, los accionistas y los equipos profesionales de ambas entidades, permitiendo generar sinergias, reducir costes y aumentar la rentabilidad. Asimismo, reafirman su compromiso con sus territorios históricos, Andalucía y Castilla y León, sus empresas, autónomos, clientes e instituciones, según ha señalado en una nota Unicaja Banco.

Unicaja tiene una cuota de mercado de más del 13% en depósitos y del 10% en créditos en Andalucía

La integración plena de EspañaDuero es uno de los objetivos estratégicos incluidos dentro del plan de negocio 2017-2020 de Unicaja Banco, según el escenario recogido en el folleto de salida a bolsa, como fuente de realización de sinergias adicionales a las ya logradas merced a la integración tecnológica y operativa llevada a cabo hasta la fecha.

Mientras se desarrolla este proceso previo a la fusión, a tenor de los diferentes trámites corporativos y administrativos, ambas entidades continuarán operando como hasta ahora, de manera independiente aunque coordinadamente, siguiendo el esquema matriz-filial.

Unicaja Banco cuenta con una cuota de mercado de más del 13% en depósitos y del 10% en créditos en Andalucía, mientras que en Castilla y León lidera el mercado a través de su filial EspañaDuero, que gestiona más del 22% de los depósitos y el 15% de los créditos del conjunto del sector financiero de la Comunidad.

EspañaDuero gestiona más del 22% de los depósitos y el 15% de los créditos de Andalucía

En total, ambas redes suman una plantilla de más de 7.300 profesionales y 1.250 oficinas, repartidas principalmente en Andalucía, Castilla y León, Madrid, Castilla-La Mancha, Extremadura y, en menor medida, en otras Comunidades españolas, dando servicio a más de tres millones de clientes.

Unicaja Banco tomó el control de EspañaDuero a finales de marzo de 2014 y desde entonces ha venido apoyando la trayectoria de gestión de la entidad, con una mejora de márgenes, rentabilización de activos y un importante impulso comercial.

En los últimos años también, según ha indicado, se han dado «significativos» pasos como la ubicación de la informática de EspañaDuero en la plataforma tecnológica de Unicaja Banco, así como la integración operativa de la casi totalidad de sus departamentos, lo que supondrá unos significativos ahorros de costes por sinergias.

Devolución de ayudas

En agosto de este ejercicio, Unicaja Banco procedió a la devolución íntegra y anticipada al FROB de los 604 millones de euros en ayudas que EspañaDuero recibió en 2013, antes de que la entidad se hiciera con su control. Adicionalmente, hace unas semanas Unicaja Banco aprobaba el compromiso de garantía de las obligaciones asumidas por su filial.

El presidente de Unicaja Banco, Manuel Azuaga, ha señalado que «el inicio de este proceso, que acabará con la futura fusión entre Unicaja Banco y EspañaDuero, una vez se realicen los trámites corporativos y se obtengan las autorizaciones por los organismos competentes, beneficiará a nuestros clientes, a nuestros accionistas, y a los equipos profesionales que prestan sus servicios en ambos bancos». «La fusión permitirá generar sinergias, reducir costes y aumentar la rentabilidad», ha añadido.