El Consejo de Gobierno ha dado luz verde este martes al proyecto de Ley de Presupuestos de la Comunidad de Madrid para 2018, que contempla un aumento de 793 millones de euros respecto al presente ejercicio, un 4,28%. En total, habrá un margen de gasto de 19.331 millones de euros, que el ejecutivo de Cristina Cifuentes prevé utilizar para nuevas bajadas de impuestos y un aumento de las inversiones en educación.

«Queremos mantener los impuestos lo más bajos posibles», ha indicado la propia Cifuentes durante la reunión del Consejo. Así, la principal novedad es que, para la Campaña de la Renta de 2018, la Comunidad de Madrid incrementará la deducción por hijo o adopción desde los 600 euros anuales, hasta un total de tres años. Por tanto, las familias que tengan un hijo el próximo año podrían acceder a una deducción en conjunto de hasta 1.800 euros.

Además, la Comunidad de Madrid ampliará al 30% la deducción por alquiler de vivienda habitual para los menores de 35 años, que hasta la fecha podían deducirse el 20%. Asimismo, se incrementa la cantidad deducible al año, desde los 840 euros hasta los 1.000 euros, y se eleva la edad hasta los 40 años para las personas en situación de desempleo con cargas familiares.

El equipo de Cifuentes estima que estas modificaciones fiscales beneficiarán a unos 165.000 madrileños.

Empleo, sanidad e inversión

Por otro lado, el proyecto de Ley de Presupuestos amplía la partida de gasto para políticas de empleo un 7,8%, hasta los 478 millones de euros, para destinar 34,5 millones más a dar continuidad a las medidas recogidas en la Estrategia Madrid por el Empleo.

En el caso de la sanidad, la Comunidad de Madrid aumentará el gasto en 235 millones de euros, hasta alcanzar los 7.868 millones de euros. En este sentido, se espera reforzar la atención primaria, con un aumento de 30 millones de euros –excluyendo el gasto en recetas–, que irá destinado principalmente a recursos humanos y la mejora de las infraestructuras sanitarias.

Además, aumenta un 19,4% el gasto destinado a la reducción de las listas de espera, que contará con un presupuesto de 51,5 millones de euros.

Otro de los puntos fuertes de las cuentas madrileñas para el próximo año es el incremento de la inversión. Las políticas de educación e investigación contarán en 2018 con un presupuesto de 4.663 millones de euros, 160 millones más que en 2017, para reforzar las becas, bajar las tasas de las escuelas infantiles un 5% adicional y ampliar y mejorar la red de centros docentes.

Asimismo, la inversión en infraestructuras educativas contará con un presupuesto de 84,4 millones de euros, lo que supone un incremento del 26% con respecto al pasado año.

En la misma línea, los presupuestos regionales para 2018 contienen un aumento del resto de inversiones, con un crecimiento cercano al 29%. En este caso, son las consejerías de Transportes y de Medio Ambiente las que concentran el mayor volumen de inversión. En total, tomando en cuenta el sector público, las inversiones se elevan hasta los 1.184 millones de euros, un 8,7% más.

En busca del apoyo de Ciudadanos

El proyecto de Ley tendrá que hacer frente al debate a la totalidad a finales del mes de noviembre y en torno al 21 de diciembre tendrá lugar el de las enmiendas parciales.

Fuentes de la Comunidad de Madrid confían en contar con el apoyo mayoritario de la oposición, empezando por Ciudadanos, al que Cifuentes ha aceptado una serie de partidas valoradas en 105 millones de euros, sobre un total demandado de 133 millones.,