El negocio de banca privada de Credit Suisse no atraviesa su mejor momento en España. Suiza ha exigido a la firma que lidera Miguel Matossian reducir considerablemente la estructura de costes de la filial, lo que implica prescindir de un número significativo de profesionales.

Según ha podido saber El Independiente, el banco especializado en gestionar el dinero de grandes patrimonios ha comunicado la salida inmediata de entre cuatro y cinco banqueros privados de los 50 que actualmente forman parte del equipo. Es decir, el 10% de la fuerza comercial. Se espera que los recortes vayan más allá y que durante las próximas semanas salgan hasta otros cinco profesionales, lo que supondría una reducción del 20%.

La firma anuncia la salida inminente de entre cuatro y cinco banqueros para reducir la masa salarial

Fuentes financieras señalan que los resultados en España del gigante helvético no satisfacen a la cúpula del banco. Claudio De Sanctis, responsable del negocio de gestión patrimonial de la entidad en Europa, habría sido quien ha decidido los despidos de una división que, a nivel global, gestiona 645.000 millones de francos suizos, al cierre de 2016. Los activos totales del grupo ascienden a 1,2 billones de francos suizos.

Reveses

Entre los reveses que ha sufrido Credit Suisse en España figuran las pérdidas por un crédito fallido por importe de más de 15 millones de euros, explican fuentes próximas a la entidad suiza, y una reciente multa de 1,2 millones de euros, impuesta por la CNMV.

Tal como salió publicado en el BOE hace unos días, la firma suiza habría vulnerado la Ley del Mercado de Valores y el régimen jurídico de las empresas de servicios de inversión “por la percepción de terceros de incentivos no permitidos con ocasión de la inversión en Instituciones de Inversión Colectiva (IIC) extranjeras, en el ámbito de la gestión de carteras y del asesoramiento en materia de inversión”. La sanción puede ser recurrido en la Audiencia Nacional.

La quiebra de un gran cliente y una sanción de 1,2 millones impactan en su cuenta de resultados

Credit Suisse no desglosa sus resultados en España y, aunque no hay cifras oficiales, en el sector apuntan a que el grupo cuenta con entre 8.000 y 9.000 millones de euros de activos bajo gestión. De éstos, la gestora administra 1.530 millones a través de fondos de inversión y 1.644 millones en Sicav, según consta en los registros de Inverco.