ACS, a través de su filial industrial Cobra, invertirá 330 millones de euros en construir en Zaragoza el que será mayor complejo fotovoltaico del país. La planta sumará una capacidad instalada de 590 megavatios (MW) de potencia.

La multinacional que preside Florentino Pérez acometerá el proyecto tras resultar adjudicatario de 1.550 MW fotovoltaicos en las recientes subastas de renovables realizadas por el Gobierno central. El complejo de Zaragoza estará conformado por doce parque fotovoltaicos, con cuya construcción se generarán 500 puestos de trabajo, según indicó la consejera de Economía, Industria y Empleo del Gobierno de Aragón, Marta Gascón, al anunciar el proyecto.

Además, la posterior fase de explotación de las instalaciones permitirá crear entre cuarenta y cien empleos, entre directos e indirectos, adicionales. El Ejecutivo de Aragón prevé aprobar en la reunión del Consejo de Gobierno de este miércoles la declaración de interés autonómico para el proyecto, informa Europa Press.

La construcción generará 500 empleos y la fase posterior de explotación permitirá crear hasta cien adicionales

En concreto, Cobra levantará ocho de los doce parques fotovoltaicos en la localidad de Escatrón, y los otros cuatro en Chiprana, ambos en la provincia de Zaragoza. Las instalaciones ocuparán una superficie total de 2.369 hectáreas y, una vez que se pongan en servicio, permitirán evitar la emisión a la atmósfera de 1,075 millones de toneladas de CO2, en comparación a si la misma energía se generara con un central térmica de carbón, o bien 446.600 toneladas de CO2 en caso de que se produjera en centrales térmicas de gas natural.

La consejera autonómica indicó que el complejo constituirán el “mayor proyecto fotovoltaico de España” y que la filial de ACS abordará cada uno de los doce parques mediante una sociedad distinta. Se trata de las sociedades Mediomonte Solar, Mocatero Solar, Ignis Solar Uno, Escatrón Solar Dos, Escarnes Solar, Envitero Solar, Peaker Solar y Emoción Solar.

La consejera de Economía de Aragón indicó que la declaración de interés autonómico que aprobará el Gobierno regional permitirá realizar una tramitación “muchísimo más ágil” del proyecto, “que será un aliciente para poner Aragón en el mapa de la energía fotovoltaica solar”. Según destacó, la zona en la que se ubicarán cuenta con unos “muy buenos” niveles de radiación.