La Comisión Europea ha resuelto «examinar» una denuncia del grupo socialista en el Ayuntamiento de Madrid en la que se pide «incoar» la venta de 5.315 Viviendas de Protección Oficial (VPO) a los fondos buitre Real Estate y Blackstone por «vulnerar las normas sobre el mercado interior y sobre los mercados públicos, así como el derecho de la competencia» comunitarios. La venta se produjo en 2013 por parte del equipo de Gobierno de la entonces alcaldesa Ana Botella.

Así lo ha sabido este medio a raíz de una carta de respuesta del jefe de unidad de la Dirección General de Mercado Interior, Industria, Emprendimiento y Pymes de la Comisión Europea, Alvydas Stancikas. «Su denuncia será examinada por los servicios de la Comisión a la luz del Derecho de la Unión Europea aplicable en la materia. Se le comunicarán los resultados y cualquier medida adoptada en relación con su denuncia», dice la contestación, dirigida a la portavoz del PSOE en el ayuntamiento madrileño, Purificación Causapié y a la edil Mercedes González.

«Incompatible con el mercado interior»

La denuncia socialista alude a «decisiones incompatibles con el mercado interior» adoptadas por la entonces cúpula directiva de la Empresa Municipal de la Vivienda y Suelo (EMVS), que actuaba bajo las órdenes de Ana Botella. Se basa en el duro informe que emitió la Cámara de Cuentas de la Comunidad de Madrid en abril de 2016 sobre la venta de 1.860 viviendas a Blackstone (uno de los dos fondos que adquirieron viviendas de protección pública, junto con Real Estate). Blackstone ha multiplicado sus beneficios en España.

De acuerdo con las conclusiones de la Cámara, Blackstone pagó 128,5 millones por las casas, 32 millones menos de lo que valían entonces los inmuebles. La EMVS, dice el informe, se saltó los procedimientos y “contravino el contenido del Reglamento de Adjudicación de Viviendas de protección pública aprobado por el Ayuntamiento en 2008 y modificado el 30 de octubre de 2012, que impide la venta de viviendas de protección pública, a entidades jurídicas, que previamente no hayan quedado vacantes en los procedimientos de adjudicación previstos en el propio reglamento”.

«Fijar los precios»

El PSOE, que sostiene al Gobierno de Ahora Madrid y a la alcaldesa Manuela Carmena no sin ciertas tiranteces, acusa en su denuncia a los ideólogos de la venta de «fijar directa o indirectamente los precios de venta u otras condiciones de transacción, aplicando a terceros oferentes condiciones desiguales que ocasionaron a éstos una desventaja competitiva». En este último caso los socialistas citan el caso de la empresa Habour Group-Alvarez & Marsal, que se interesó por la venta y presentó una oferta más alta que Blackstone.

«En la enajenación de los inmuebles realizada por la EMVS, el 31 de octubre de 2013, se vulneraron las Directivas de la Unión Europea en materia de contratación pública», afirma la demanda que Bruselas acaba de estimar. «Coincidiendo con el Informe de la Cámara de Cuentas», prosigue el escrito, «no solo se distorsionó en la venta de las 18 promociones la libre concurrencia de los licitadores en las enajenaciones de inmuebles sino que el procedimiento seguido resultó contrario a los principios de libre acceso a las licitaciones».

Compromisos «incumplidos»

Bruselas deberá resolver ahora la denuncia. La denuncia se presentó el 2 de octubre. Ese día, el grupo del PSOE en Cibeles lamentó «que
Ahora Madrid haya incumplido los compromisos adquiridos con los afectados, pues el gobierno de Carmena anunció en septiembre de 2016 una serie de medidas judiciales que no ha puesto en marcha».

Ciertamente hace unos meses existió un parón en el Consistorio, pero el equipo de Ahora Madrid espera en estos momentos una respuesta de la Comisión Asesora Jurídica de la Comunidad de Madrid para iniciar los procedimientos administrativos en aras de anular la venta de más de 5.000 pisos de protección a fondos buitre. Los vecinos entretanto siguen penando, ya que muchos de los fondos propietarios suben los alquileres indiscriminadamente a los inquilinos y desatienden cuestiones básicas de mantenimiento.