UGT ha denunciado que en 2017, según la Encuesta de Población Activa (EPA), se realizaron de media unas 5,8 millones de horas extras a la semana, un 1% más que en 2016, de las que «no se han pagado casi la mitad».

En un comunicado, la organización sindical ha insistido en la necesidad de que se lleve a cabo un registro de la jornada diaria mediante instrumentos eficaces que permitan detectar irregularidades, abusos y fraudes, informa Europa Press.

Asimismo, cree que también habría que facilitar la labor de vigilancia y control del cumplimiento de las normas que tiene encomendada la Inspección de Trabajo y Seguridad Social y los representantes de los trabajadores en las empresas.

Recientemente, la Sala de lo Social de la Audiencia Nacional ha planteado una cuestión prejudicial ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea cuestionando si la regulación española (artículos 34 y 35 del Estatuto de los Trabajadores) está en la línea de la regulación europea en materia de jornada, sobre todo respecto a la duración y los descansos.

Para UGT, este hecho pone de nuevo «en evidencia» la deficitaria ordenación que existe y los problemas que esta genera. «En nuestro país se efectúan diariamente miles y miles de horas extraordinarias en todos los sectores. Una buena parte de las mismas no se pagan, no se cotizan y tampoco se compensan con descanso», ha subrayado el sindicato.

En España se efectúan diariamente miles y miles de horas extraordinarias en todos los sectores. Una buena parte ni se pagan, ni se cotizan y tampoco se compensan con descanso

Además, UGT ha recordado que el Tribunal Supremo, en una sentencia que dictó en marzo del año pasado, interpretó que el Estatuto de los Trabajadores no exige que se lleve a cabo un registro de la jornada diaria efectiva.

Así, ha puesto de relieve que el Tribunal Supremo hizo «un claro llamamiento» a los legisladores en su sentencia para modificar el Estatuto de los Trabajadores «a fin de clarificar la obligación de llevar a cabo un registro diario y facilitar al trabajador la prueba sobre la realización de horas extraordinarias.

Hace tres meses el Congreso votó a favor de la toma en consideración de una proposición de ley para modificar un artículo del Estatuto de los trabajadores e incluir la obligación de registrar diariamente la jornada de cada trabajador con el horario concreto de entrada y salida.

Para UGT, esta proposición de ley es «un buen punto de partida» desde el que abordar una regulación más integral de la materia. Además, considera que deberían derogarse las últimas reformas laborales.

«Es necesario introducir nuevos elementos en nuestra legislación para adecuar las normas a las demandas de la sociedad y a la normativa europea e impedir que se sigan produciendo estas situaciones infractoras en el mercado laboral», ha afirmado UGT, tras incidir en la importancia de imitar la realización de horas extras, impedir que el empresario haga una distribución irregular de la jornada o actualizar las sanciones que deben imponerse.