Por primera vez en su historia bursátil, Snapchat ha conseguido batir las estimaciones de Wall Street a la hora de presentar sus resultados trimestrales. Los cambios en la aplicación han encontrado el respaldo de los anunciantes, la principal fuente de ingresos de la compañía, y han aumentado la facturación a la vez que se han reducido las pérdidas.

El pasado mes de noviembre el CEO de Snapchat, Evan Spiegel, anunció una serie de mejoras en la aplicación que ya han comenzado a activarse, aunque habrá muchos usuarios que todavía no las habrán visto en sus teléfonos dado que se han implementado poco a poco.

Dicha renovación está enfocada principalmente a que todas las herramientas de la app sean mucho más fáciles de utilizar, con un software y unas interfaces que se han simplificado. “La idea es, sobre todo, hacerlo más sencillo para los usuarios más mayores”, explicaba Spiegel en su carta a los inversores.

Así, Snapchat ingresó 285,7 millones de dólares, poco más de 230 millones de euros, en los últimos tres meses del año pasado, un 72% más que en el mismo periodo del año 2015. Las pérdidas netas también se redujeron hasta los 350 millones de dólares, casi 285 millones de euros, frente a los 405 millones de dólares que habían pronosticado los inversores.

Más usuarios

Los usuarios también han aumentado en 8,9 millones, casi tres puntos porcentuales más que lo que reflejaban las estimaciones de Wall Street. No sólo hay más usuarios, sino que Snapchat consigue exprimir más a cada uno de ellos. La métrica de ingresos medios por usuario se ha disparado un 46% hasta los 1,53 dólares.

Los cambios en la compañía no se van a quedar en la aplicación. Los problemas para salir de la sombra de Instagram y Facebook, que se limitaron poco menos que a copiar las herramientas más exitosas de Snapchat, han provocado que Spiegel y sus directivos busquen la solución a sus problemas más allá de los smartphones.

Desde hace algunas fechas las famosas Stories ya se pueden ver a través del portal web de la compañía estadounidense. “Estamos convencidos de que no podemos quedar confinados en una aplicación de teléfonos móviles. Las creaciones de nuestra comunidad merecen una distribución mayor para que las disfrute todo el mundo”, decía Spiegel.

Subida bursátil

En su comunicado a los accionistas de la firma, Spiegel avisaba de que “nuestro trabajo en 2017 es la prueba de que no tenemos miedo a la hora de hacer grandes cambios para lograr el éxito a largo plazo”. Desde luego, los mercados parece que le dan la razón.

Nada más conocerse los resultados trimestrales la cotización de Snapchat se disparaba hasta un 25% tras el cierre de la jornada de este martes en Wall Street. El repunte luego se estabilizó en el entorno del 22%, un avance muy importante.

Con esa subida Snapchat se anotaba una ganancia de casi 4.000 millones de dólares, más de 3.200 millones de euros, con los títulos rondando los 17 dólares, después de terminar la sesión bursátil del martes en 14 dólares.

La capitalización de la compañía supera ya los 20.300 millones de dólares, casi 16.500 millones de euros, y se lleva por fin una alegría después de varios meses en los que la tónica general no era para nada positiva. 

Tras unos inicios en los que la comparación con Twitter era recurrente, parece que Snapchat está remontando el vuelo. Y eso no es nada fácil cuando tienes al gigantesco imperio de Facebook haciéndote sombra.