Economía

Guindos, ante el Parlamento Europeo: "Mi experiencia política puede ser un gran activo para el BCE"

logo
Guindos, ante el Parlamento Europeo: "Mi experiencia política puede ser un gran activo para el BCE"
Guindos, ante el Parlamento Europeo: "Mi experiencia puede ser un gran activo para el BCE".

El ministro de Economía, Luis de Guindos, antes de comparecer ante el Parlamento Europeo. EFE

Resumen:

El ministro español de Economía, Luis de Guindos, ha defendido este miércoles ante el Parlamento Europeo sus méritos para acceder al puesto de vicepresidente del BCE. Guindos ha salido al paso de las críticas sobre su perfil político y su falta de experiencia en política monetaria, resaltando que su experiencia puede ser muy útil ante los próximos retos que debe enfrentar el banco central. El responsable español de Economía ha puesto en valor los logros obtenidos por la economía española desde que asumió su gestión, a finales de 2011, y que han sido claves para la mejora de la situación económica en Europa. El Parlamento Europeo, tras escuchar a Guindos y su rival por el puesto, el irlandés Philip Lane, emitirá una valoración -meramente consultiva- para el Eurogrupo, que adoptará la decisión final sobre el candidato el próximo 19 de febrero.

El ministro español de Economía, Luis de Guindos, ha puesto en valor sus méritos para acceder a la vicepresidencia del Banco Central Europeo (BCE) en una intervención a puerta cerrada ante una comisión del Parlamento Europeo, celebrada este jueves.

Frente a los que critican su candidatura por su perfil político, que podría entrar en contradicción con la independencia que requiere la acción del BCE, y su falta de experiencia en política monetaria, Guindos ha defendido que «la experiencia de la crisis nos ha demostrado la política económica no está hecha de departamentos estancos, y que es necesario tener una visión global».

Desde su punto de vista, «una vez superada la crisis financiera, la institución sin duda enfrentará nuevos desafíos que, en mi opinión, requerirán respuestas no solo basadas en consideraciones de política monetaria».

En este sentido, Guindos ha argumentado que «teniendo en cuenta que el vicepresidente del BCE es actualmente el principal responsable de la dirección general de la política macroprudencial y la estabilidad financiera, creo que mi experiencia puede ser un gran activo para el funcionamiento de la institución».

Redundando en esta idea, ha defendido la importancia de «ampliar la gama de perfiles profesionales y trayectorias en el Comité Ejecutivo del BCE para fomentar este tipo de perspectiva integral».

Guindos ha defendido ante los europarlamentarios la experiencia acumulada durante la gestión de la crisis

El ministro español, que se disputa el puesto con el actual gobernador del Banco de Irlanda, Philip Lane, ha subrayado la experiencia acumulada durante los años de la crisis y los logros que ha protagonizado la economía española desde que el asumió su gestión a finales de 2011.

«Cuando tomé posesión como ministro de Economía, a finales de 2011, el proyecto del euro estaba en entredicho y había serios riesgos de ruptura. La economía española estaba en el centro de todas las preocupaciones de la zona euro, dada la situación crítica en la que se encontraba», ha observado Guindos, antes de relatar los cambios que se han producido en la economía nacional en los últimos años y que, en su opinión, también han sido clave en la mejora de la situación en Europa.

Asimismo, Guindos ha recordado a los parlamentarios su actividad como ministro a nivel europeo, participando «en todas las reuniones en las que se han trazado las líneas maestras de grandes proyectos como la Unión del Mercado de Capitales o la Unión Bancaria, cuyos principales hitos han sido la puesta en marcha del Mecanismo Único de Supervisión y del Mecanismo Único de Resolución».

En su opinión, estos mecanismos «se han demostrado muy útiles y eficaces durante la reciente resolución y venta del Banco Popular, el pasado mes de junio. Una operación que se realizó siguiendo al pie de la letra la normativa comunitaria, sin necesidad de utilizar dinero público, sin afectar a los depositantes y sin contagiar al resto del sistema financiero español o europeo».

La comparecencia de Guindos ante el Parlamento Europeo se ha producido a renglón seguido de la de su rival por la vicepresidencia del BCE, Philip Lane. Está previsto que el Parlamento Europeo traslade, al término de ambas comparencias, su opinión, que es meramente consultiva, al Eurogrupo -el órgano que engloba a los ministros de Economía y Finanzas de la eurozona-, encargado de tomar la decisión sobre quién será el candidato, algo que está previsto que ocurra el próximo lunes 19 de febrero.

El Eurogrupo tomará una decisión sobre el candidato al puesto el próximo 19 de febrero

Antes de comparecer ante los europarlamentarios, Guindos defendió que, para España, es muy importante obtener la vicepresidencia del BCE y de este modo recuperar el sillón en el Comité Ejecutivo del BCE, «un puesto que se perdió en 2012 y que nunca se debió perder».

Aunque no quiso dar nada por seguro, Guindos se ha mostrado confiado en contar con los apoyos suficientes para que su candidatura salga vencedora. Para ello necesita el apoyo de los ministros de Finanzas de, al menos, 14 países que representen el 65% de la economía de la eurozona. Hasta la fecha, Portugal, Eslovaquia y Malta figuran entre los que han hecho explícito su apoyo al candidato español, mientras que ningún país se ha decantado de forma pública por Lane, al que muchos ven como un candidato ideal para sustituir al actual economista jefe del BCE, Peter Praet, que dejará el cargo en 2019.

El elegido para el puesto de vicepresidente sustituirá al portugués Vítor Constancio cuando expire su mandato, el próximo 1 de junio.