Economía

JP Morgan: "Un PP más débil supone un riesgo para la economía"

El mayor banco de EEUU prevé una desaceleración del crecimiento en España del 3% actual al 2,5% en el segundo semestre

Oficinas de Londres de JP Morgan.

Oficinas de Londres de JP Morgan. Flickr | Håkan Dahlström

JP Morgan, el mayor banco de EEUU, vuelve a advertir sobre la inestabilidad política de España y el riesgo que supone para la economía, con el conflicto catalán en el punto de mira. El gigante de Wall Street prevé una desaceleración gradual del crecimiento español desde el actual 3% hasta un ritmo del 2,5% en el segundo semestre del año. Sin emabrgo, señala riesgo a la baja de esta cifra por las tensiones políticas y la falta de liderazgo del PP. «El riesgo político supone un riesgo -moderado, en nuestra opinión- para el crecimiento de la economía, dado que, incluso obviando el asunto catalán, la posición del gobierno minoritario del PP parece más débil, debido relaciones más díscolas con Ciudadanos», señala en un informe que ha enviado a sus clientes.

El banco considera que «los eventos políticos merecen un seguimiento cercano», pero no anticipa una crisis gubernamental en 2018. Aunque sí apunta dudas sobre el escenario futuro en España. «Después de la cercana victoria del grupo de partidos independentistas en las elecciones regionales de diciembre, Cataluña todavía espera la formación de un gobierno, en medio de un tira y afloja entre las diferentes facciones. El flujo de noticias sigue siendo confuso, pero es evidente una fractura entre ERC, los diputados de PdeCat leales al ex presidente catalán Puigdemont y el resto de PdeCat«, asegura JP Morgan.

La entidad señala que «el crecimiento español en el cuarto trimestre de 2017 se ha visto negativamente afectado por un desempeño algo más débil en Cataluña». Explica que, aunque el desglose del crecimiento regional todavía no está disponible, hay algunos indicadores que respaldan esta interpretación.

«A nivel nacional, ha habido un retroceso de los flujos de exportación vinculados al turismo con una caída del 0,2%%, muy por debajo del promedio trimestral que aumenta un 0,3% en los últimos tres años. Esto cuadra con los datos que muestran una caída en las entradas de turistas en Cataluña durante el cuarto trimestre, con un descenso en el número de extranjeros de alrededor del 14% en diciembre. También a nivel nacional, ha habido una clara desaceleración del comercio, el transporte y los servicios hoteleros, que se ajusta al declive visto en las encuestas de alta frecuencia. Los datos regionales también muestran que la creación de empleo (medida por registros a la seguridad social) ha perdido impulso en Cataluña durante el último trimestre del año», apunta.

Pese al impacto negativo del órdago secesionista, el banco espera que «este impacto negativo de la incertidumbre política en Cataluña se mitigue en gran medida en el trimestre actual». Mantiene, por tanto, su proyección de crecimiento del 3,5% en el primer trimestre de 2018, en línea con las encuestas de opinión hasta febrero. «Nuestra visión constructiva sobre el trimestre actual también se basa en la implementación del artículo 155, que esperamos haya estabilizado el entorno económico en gran medida, a pesar de una incertidumbre aún significativa», sostiene.

Comentar ()