La propuesta no pretende estar directamente vinculada a la coyuntura política actual, pero coincide -casualidad o no- con un momento en que suena demasiado a poner deberes a la Moncloa de Mariano Rajoy.

El ex presidente del Gobierno José María Aznar ha defendido hoy la recuperación de la vicepresidencia económica del Ejecutivo, como las que él tuvo en sus sucesivos gobiernos, y lo ha hecho justo antes de que el presidente Rajoy desvelara el nombre del sustituto de Luis de Guindos al frente del Ministerio de Economía. A la postre la petición del ex presidente ha llegado apenas una hora antes de que desde el Gobierno se desvelara que el nuevo ministro de Economía será Román Escolano.

Aznar ha propuesto retomar las vicepresidencias económicas en España como parte de una arquitectura institucional necesaria para afrontar el gran reto que supondrá para el país la futura transición energética, la que debe conducir a la Unión Europea a un futuro en que se reduzcan sustancialmente las emisiones de CO2 con objetivos marcados para 2030 y 2050. Es pues una propuesta, la de Aznar, a largo plazo. Pero que llega apenas unas horas antes de que Rajoy nombre nuevo ministro de Economía, por la salida de De Guindos para ocupar la vicepresidencia del Banco Central Europeo (BCE).

El planteamiento de Aznar, desvelado en la rueda de prensa de presentación de un informe de la Fundación FAES /ya desligada del Partido Popular) sobre la transición energética, es que el reto de esta tarea es de tal trascendencia que debería ser competencia de una vicepresidencia económica en el seno del Gobierno. “Sería lo más lógico desde un punto de vista de la autoridad política que tendría y de la capacidad de coordinación” del resto de ministerios, ha sostenido Aznar. “Si realmente se quiere ir en serio sería lo más útil”.

Aznar ya diseñó sus dos gobiernos (entre 1996 y 2004) con una vicepresidencia económica entonces encarnada por Rodrigo Rato. Una figura que posteriormente mantuvo José Luis Rodríguez Zapatero con los vicepresidentes y ministros de Economía Pedro Solbes y Elena Salgado. Mariano Rajoy no siguió con esa arquitectura del Ejecutivo, optando por una vicepresidencia marcadamente política bajo el mando de Soraya Sáenz de Santamaría y la segregación de los Ministerios de Economía y de Hacienda.