Economía

El gigante de los juguetes Toys R US estudia el cierre de sus 53 tiendas en España

logo
El gigante de los juguetes Toys R US estudia el cierre de sus 53 tiendas en España
Toys R Us estudia el cierre en España.

Establecimiento de Toys R Us. Europa Press

Resumen:

Toys R Us estudia el cierre de su negocio en España, donde cuenta con 53 tiendas y más de 1.600 empleados. El gigante juguetero se encuentra en pleno proceso de reestructuración, tras solicitar su liquidación en Estados Unidos y anunciar el cese de sus operaciones en países como Reino Unido, Canadá o Alemania. La quiebra de Toys R Us es una clara muestra de las dificultades a las que se enfrenta el sector de las jugueteras tradicionales, ante el auge del comercio online y la pujanza de las alternativas digitales de entretenimiento infantil.

La amenaza del cierre sobrevuela al negocio de Toys R Us en España. El gigante de las jugueterías atraviesa horas difíciles y su futuro internacional empieza a verse en cuestión, en medio del entorno cambiante al que se enfrenta el sector de la distribución comercial.

La compañía, que ha registrado ante los tribunales de Estados Unidos una solicitud para iniciar el proceso de liquidación de inventarios de su negocio en el país -donde cuenta con 735 tiendas-, ha reconocido que está analizando diversas alternativas, entre las que se incluye el posible cese de su actividad en España.

Toys R Us cuenta actualmente con 53 tiendas y unos 1.600 empleados en el mercado español. El futuro de este negocio ha sido ligado al de otros países como Australia, Francia, Polonia y Portugal, para los que «se están analizando sus alternativas, incluyendo una potencial venta en sus respectivos mercados», según señaló la compañía, que destacó, no obstante, que hasta la fecha las tiendas en estos países siguen dando un servicio sin interrupciones.

Esta posibilidad se enmarca en el proceso de reestructuración en que se halla inmersa la compañía, y que tendrá entre sus primeras consecuencias el cese de la actividad y la reorganización de sus operaciones para una venta posterior en Canadá y en diversos países de Asia y Europa Central, entre los que se incluyen Alemania, Austria y Suiza.

La compañía ya ha iniciado el cierre en Canadá, Alemania, Austria y Suiza, entre otros países

«Estoy muy decepcionado con este resultado, pero ya no contamos con el apoyo financiero para continuar con las operaciones en EEUU, por lo que estamos implementando un proceso ordenado de cierre de nuestro negocio estadounidense y buscaremos el cese de actividad o la reorganización de ciertos negocios internacionales, mientras otros considerarán sus opciones», ha declarado Dave Brandon, presidente y consejero delegado de Toys R Us.

«Es un día profundamente triste para nosotros, así como para los millones de niños y familias a quienes hemos servido durante los últimos 70 años», añadió el máximo ejecutivo de la cadena de jugueterías fundada en 1957, que se había declarado en quiebra en EEUU el pasado 18 de septiembre, fecha desde cuando estaba inmersa en un proceso de reestructuración que no ha permitido su viabilidad.

Del mismo modo, la filial británica de la juguetera, que se declaró en suspensión de pagos el pasado febrero, anunció este miércoles que cerrará todas sus tiendas en el país a lo largo de las próximas seis semanas, al no haber logrado cerrar su venta.

Según el administrador independiente Moorfields Advisory Limited, encargado de tutelar la liquidación ordenada del negocio, aún siguen abiertos al interés de posibles compradores. No obstante, en los últimos días se han cerrado un total de 25 tiendas Toys R Us, mientras que los 75 establecimientos restantes se cerrarán durante las próximas seis semanas.

La caída de Toys R US es otra muestra de las dificultades que atraviesa el sector tradicional del juguete, ante el auge que han adquirido en los últimos años las alternativas electrónicas para el entretenimiento de los niños.