Economía

Nadal cree que la guerra por Abertis sólo servía para que especuladores “se llenaran los bolsillos”

El ministro de Energía niega haber intervenido para impulsar el acuerdo de ACS y Atlantia para controlar juntas la concesionaria, pero lo ve como la solución “más lógica y más correcta”.

logo
Nadal cree que la guerra por Abertis sólo servía para que especuladores “se llenaran los bolsillos”
El ministro de Energía, Álvaro Nadal.

El ministro de Energía, Álvaro Nadal. Efe

Resumen:

El Gobierno avala la solución pactada que ACS y la italiana Atlantia han dado su pugna por comprar Abertis. Ambas compañías han puesto fin a la guerra de opas y han cerrado un acuerdo para controlar juntas la concesionaria. Desde el Ejecutivo se niega haber intervenido para impulsar el acuerdo, pero lo ven como la mejor de las soluciones. “Ha sido una decisión de las propias empresas (…) El Gobierno no se ha implicado”, ha sentenciado el ministro de Energía, Álvaro Nadal.

«Aquí ha habido dos contendientes, una constructora y compañía de autopistas, que querían controlar la principal empresa de autopistas española y en lugar de pelearse entre ellos para ver quién pone más dinero han llegado a un acuerdo y tiene toda la lógica», ha subrayado el ministro en una entrevista en Onda Cero. “Es la solución más lógica del mundo y más que correcta”.

Los fondos de inversión internacionales llevaban meses tomando posiciones en el accionariado de Abertis confiando en hacer caja con la guerra de opas que se avecinaba. Pero con el acuerdo ACS-Atlantia se han quedado con las ganas, y el ministro lo ha celebrado. “Querían obtener rentabilidad de la pelea y llenarse los bolsillos”, ha dicho Nadal, que ha aplaudido que el pacto entre ambas compañías lo haya evitado.

Dardo a Enel/Endesa

Nadal ha subrayado que el pacto ACS-Atlantia es una “buena salida” porque contempla un proyecto empresarial para una compañía “tan importante para España”. Y es que el Gobierno ve ahora garantizada la españolidad de Abertis tras la compra, después de haber estado durante meses poniendo trabas a la toma de control de la compañía por parte de la italiana Atlantia.

El Ministerio de Fomento y el de Energía exigían que Atlantia pidiera permiso para la adquisición de Abertis por suponer el traspaso de la titularidad de las autopistas españolas y también del control  de la empresa de satélites Hispasat, estratégica para el país por el servicio que presta a Defensa. Y también se exigía que hubiera un proyecto empresarial ligado a España.

“Cuando alguien viene a invertir a España tiene que tener un proyecto que tenga en cuenta la política económica y los intereses generales de los españoles. Eso siempre lo hemos dicho porque tenemos alguna mala experiencia”, ha subrayado Nadal, que ha aprovechado la entrevista para cargar con dureza contra la estrategia que sigue Enel con la eléctrica Endesa.

El ministro de Energía ha mostrado, de nuevo, su malestar por que Enel “no invierte en nuestro país y se lleva el cien por cien de los beneficios [de Endesa] como dividendos (…) Públicamente ya he hecho que este tipo de actuaciones no ayudan a la capitalización de la empresa ni colaboran con la política energética del país”.