Leroy Merlin ultima su desembarco en el centro de las grandes ciudades españolas. La compañía de bricolaje ha confirmado este martes que espera abrir sus nuevas tiendas en el centro de Madrid y Barcelona antes del próximo verano. La firma sigue con esta medida los pasos de otros gigantes de la distribución minorista, como Ikea.

«Era un sueño abrir en la ciudad y llevamos ocho años con este proyecto, que tenía que estar en un sitio emblemático. Estamos haciendo una tienda para vender mucho», ha explicado el director general de Leroy Merlin España, Ignacio Sánchez Villares.

En Madrid, Leroy Merlin estrenará su nueva tienda emblemática en la calle Raimundo Fernández Villaverde, cerca de El Corte Inglés de Castellana, mientras que el establecimiento de Barcelona se ubicará en la Plaza de Cataluña. Ambos centros contarán con una superficie de 2.500 metros cuadrados y desde la firma insisten en que presentarán los mismos precios que el resto de tiendas.

La compañía invertirá 600 millones para abrir 31 tiendas entre 2018 y 2022

Estas aperturas se enmarcan en un plan de expansión que comprende la apertura de 31 nuevos puntos de venta en España entre 2018 y 2022, seis de ellas este mismo ejercicio. La compañía de origen galo invertirá unos 600 millones de euros para la puesta en funcionamiento de estas nuevas tiendas, la mayoría de las cuales se ubicará en la cornisa Cantábrica. Leroy Merlin estima que estos nuevos locales generarán más de 5.500 empleos en España (4.000 directos y 1.500 indirectos).

A esto se suman los planes del grupo de bricolaje para la ampliación de cuatro de sus tiendas y la remodelación de otras 35 por un monto total de 122,1 millones de euros y que conllevarán, también, la creación de 800 empleos.

Récord de ventas

Leroy Merlin ha lanzado estos anuncios durante la presentación de sus resultados de 2017 en España. La compañía cerró el ejercicio con un nuevo récord de ventas -el quinto consecutivo-, al alcanzar los 2.046 millones de euros, un 7,3% más que el año anterior. El Ebit se elevó un 5,7%, hasta los 117,8 millones de euros.

Sánchez Villares ha calificado estos resultados como «muy positivos», a pesar de la política de rebajas puesta en marcha por la compañía, que han afectado a unos 8.040 productos, con un impacto de unos 20 millones de euros. «Estamos haciendo un esfuerzo brutal en este aspecto y es una política que no tiene límites», ha señalado.

Como el resto del sector del comercio minorista, Leroy Merlin tiene puesto el foco en el auge de las ventas online. Este canal registró en 2017 un crecimiento del 55,9%, hasta los 39,1 millones de euros en ventas, mientras que las visitas a la web alcanzaron los 110 millones, un 24,5% más que el año anterior.  «Con la puesta en marcha de nuestra nueva plataforma digital esperamos 150 millones de sesiones digitales en 2018», ha indicado Sánchez Villares.

Las ventas online crecieron un 55,9%, hasta los 39,1 millones de euros

La compañía ha destacado que esta plataforma digital es un paso más en la transformación tecnológica y logística que ha llevado a cabo la firma en los últimos años. Estará operativa en el segundo trimestre del año y tendrá capacidad de gestionar integralmente todos los puntos de contacto digital en cualquier momento que le surja la necesidad al cliente.

Para impulsar su venta online la firma ha puesto en marcha un centro logístico B2C automizado en Meco (Guadalajara), cerca del que tiene Inditex en la localidad, con 600.000 metros cuadrados y que gestiona 30.000 pedidos al día.

La actividad de Leroy Merlin en España en 2017 supuso una aportación a las arcas del Estado por valor de 263,2 millones de euros, de los que 32 millones corresponden al impuesto de sociedades; 20,2 millones, a otros impuestos; 119 millones en concepto de IVA; 72 millones en Seguridad Social; y 20 millones por IRPF, según ha explicado la compañía.

Leroy Merlin vuelve a poner en valor su apuesta por los proveedores españoles, al destacar que el 83,4% de sus productos son nacionales. La cifra de compra de la compañía a proveedores ascendió a los 1.250 millones de euros en 2017, 8,23% más, de los cuales el 70,6% son nacionales.