Hacienda estrecha el cerco sobre Cristiano Ronaldo. Los tres peritos de la Oficina Nacional de Fiscalidad Internacional (ONFI) propuestos por el jugador para declarar ante el juez han asegurado que hubo delito fiscal. Los funcionarios, dependientes de la Agencia Tributaria, han comparecido este viernes ante el Juzgado de Instrucción número uno de Pozuelo de Alarcón.

Según la información difundida por El Mundo, Ronaldo solicitó la declaración del responsable de la ONFI, Néstor Carmona. El jugador ha argumentado en su defensa que utilizó uno de sus manuales para decir cómo tributaba ante el fisco.

Via penal

La Agencia Tributaria decidió esta semana mantener la vía penal en el caso  de Cristiano Ronaldo, que está siendo investigado por un presunto fraude de 14,7 millones de euros. El supuesto delito habría sido cometido entre los años 2011 y 2014 en relación a sus derechos de imagen, según fuentes próximas a la investigación.

Estas fuentes reconocieron a Europa Press que hace unos meses hubo una reunión «muy insatisfactoria» en la que el delantero ofreció, para intentar llegar a un acuerdo, «una cantidad insignificante». Esta rondaba los «cuatro o cinco» millones de euros, frente a los quince que se le reclaman. La Agencia Tributaria rechazó esta propuesta.

Rentas por derechos de imagen

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Pozuelo de Alarcón investiga a Ronaldo por un presunto delito contra la Hacienda Pública, ante la posible existencia de una infracción penal prevista y penada en los artículos 305 y 305 bis del Código Penal.

La Fiscalía, en su denuncia, subraya que el denunciado se ha aprovechado de una estructura societaria creada en 2010 para ocultar al fisco las rentas generadas en España por los derechos de imagen algo que supone un incumplimiento «voluntario» y «consciente» de sus obligaciones fiscales en España.