El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, ha anunciado en la mañana de este martes que se ha alcanzado un acuerdo entre el Ayuntamiento de Madrid, ADIF y la promotora Madrid Castellana Norte sobre la llamada operación Chamartín, el gran plan de desarrollo urbanístico para el norte de la ciudad.

La aprobación del proyecto, que contempla una reducción de la edificabilidad a 2,6 millones de metros cuadrados en la zona y 10.500 viviendas (6.500 menos de las previstas inicialmente), podría llevarse a cabo el próximo mes de julio en el Pleno municipal.

Un 20% de las viviendas (un total de 2.100) serán de protección oficial, según han señalado a Efe fuentes municipales, que han concretado que 2.600 viviendas estarán en el sur de Calle 30 y otras 7.910 al norte.

Un total de 1.480.000 metros cuadrados se dedicarán a la “edificabilidad lucrativa” mientras que la residencial será de 1.050.700 metros cuadrados.