Economía

Escotet deja la presidencia de Abanca tras la intervención de Banesco en Venezuela

Deja temporalmente sus funciones para lidiar con la crisis del grupo bancario, tras la detención de 11 directivos

logo
Escotet deja la presidencia de Abanca tras la intervención de Banesco en Venezuela
Abanca se hace con el control de la filial lusa de Deutsche Bank.

El presidente de Abanca, Juan Carlos Escotet. EFE

Resumen:

El presidente de Abanca, Juan Carlos Escotet, ha comunicado que abandona temporalmente sus funciones como presidente no ejecutivo de la entidad para ocuparse de la crisis de Banesco, de su propiedad, en Venezuela. Esta decisión llega después de que el fiscal general de Venezuela, Tarek William Saab, haya ordenado detener a once directivos de Banesco, el principal banco privado del país, por su presunta implicación en un mercado cambiario paralelo. Según el Ministerio Público, "la alta gerencia" de la entidad propiedad de Escotet "está incursa en diversas irregularidades que atentan contra la moneda venezolana". Escotet ha trasladado al Consejo de Administración de Abanca su voluntad de ausentarse "temporalmente" en sus funciones de presidente no ejecutivo de la entidad con la finalidad de "atender y apoyar a los equipos" de sus empresas en Venezuela.

El presidente de Abanca, Juan Carlos Escotet, ha comunicado que abandona temporalmente sus funciones como presidente no ejecutivo de la entidad para ocuparse de la crisis de Banesco, de su propiedad, en Venezuela.

Esta decisión llega después de que el fiscal general de Venezuela, Tarek William Saab, haya ordenado detener a once directivos de Banesco, el principal banco privado del país, por su presunta implicación en un mercado cambiario paralelo. Según el Ministerio Público, «la alta gerencia» de la entidad propiedad de Escotet «está incursa en diversas irregularidades que atentan contra la moneda venezolana».

Escotet ha trasladado al Consejo de Administración de Abanca su voluntad de ausentarse «temporalmente» en sus funciones de presidente no ejecutivo de la entidad con la finalidad de «atender y apoyar a los equipos» de sus empresas en Venezuela «ante la gravedad de los hechos», según ha informado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), recoge Europa Press. 

En cumplimiento de los Estatutos de Abanca, será el presidente de la Comisión de Nombramientos, el consejero independiente Eraña Guerra, quien ostentará las facultades de la Presidencia del Consejo de Administración desde este mismo jueves y mientas dure la ausencia de Escotet.

Tras la petición de la Fiscalía, el presidente de Banesco, Oscar Doval, así como otros ejecutivos del banco han declarado ante la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim), aunque el banco ha negado que estén detenidos. «Estamos tranquilos porque todas nuestras actuaciones siempre están ajustadas a derecho y legalidad», ha indicado Banesco en las redes sociales.

Enfrentamiento con el Gobierno

El Gobierno venezolano y Banesco mantienen un enfrentamiento que viene de lejos a causa de una oferta de compra para hacerse con las acciones que el Estado de Venezuela ostenta en el que es el principal banco privado del país.

Escotet ofreció al Gobierno de Venezuela comprar el 2,34% de las acciones que posee de Banesco por 387 millones de bolívares o 3.225 dólares (2.700 euros), una cifra que fue muy criticada desde el Ejecutivo venezolano al considerar que entonces el resto de las acciones, el 97,66%, valdrían 3,4 millones de dólares (2,8 millones de euros).

A través del vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv), Diosdado Cabello, advirtió entonces de que el Ejecutivo estaría dispuesto a nacionalizar Banesco y solicitó que se investigara a la entidad sobre una supuesta implicación en el contrabando de billetes desde la frontera con Colombia.

Igualmente, el Gobierno venezolano tampoco compartía la ampliación de capital que quería llevar a cabo sobre el banco al considerar que estaba destinada a «quitarle las acciones al Estado». En 2012, Banco Etcheverría, con sede en la provincia española de A Coruña, aprobó una ampliación de capital a la vez que acordó con el máximo accionista del banco venezolano Banesco, Juan Carlos Escotet, adquirir el 44,5% que Novagalicia (NCG) tiene en la entidad gallega, alianza que permitiría al inversor entrar en el mercado español.

Un año más tarde, el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) adjudicaba el 88,33% del capital de NCG a Escotet. Completada esta compra, lanzó un nuevo banco bajo el nombre de Abanca. En el primer consejo de administración fueron nombrados el presidente, Javier Etcheverría; el vicepresidente, Juan Carlos Escotet, y el consejero delegado, Francisco Botas.

La «creación del nuevo banco», según apuntó entonces Banesco, fue «impulsada y coordinada» por Juan Carlos Escotet, presidente de Banesco Grupo Internacional.

Escotet fundó en 1986 funda Casa de Bolsa, que daría origen en 1991 a Banesco Banco Universal. A partir de 1992 dirigió la expansión internacional de la entidad, con la fundación de Banesco Internacional Panamá y Banesco Internacional Corp. (Puerto Rico).

Actualmente es presidente de la Junta Directiva de Banesco Banco Universal y de Banesco Holding, además de director principal en Banesco Seguros Panamá, Banesco S.A. (Panamá), Banesco Banco Múltiple (República Dominicana) y Banesco USA (Miami). También ejerce como asesor de Advisory Council de VISA Internacional para América Latina y el Caribe y fue consejero de Banco Etcheverría (España) desde diciembre de 2012 hasta su absorción por NCG Banco.

En junio de 2014 fue nombrado vicepresidente del Consejo de Administración de NCG Banco, S.A. (actualmente Abanca Corporación Bancaria), mientras que desde junio de 2017 hasta la actualidad es presidente del Consejo de Administración de Abanca Corporación Bancaria.