Economía

Zuckerberg solventa su declaración en la UE sin respuestas: "Tengo que coger un avión"

El fundador de Facebook sale airoso de su comparecencia ante el Parlamento Europeo, sin aportar información relevante

logo
Zuckerberg solventa su declaración en la UE sin respuestas: "Tengo que coger un avión"

El CEO y fundador de Facebook, Mark Zuckerberg, y el presidente del Parlamento Europeo, Antonio Tajani. EFE

Resumen:

El fundador y CEO de Facebook, Mark Zuckerberg, ha declarado en la tarde de este martes en el Parlamento Europeo, donde ha explicado la filtración de los datos personales de millones de usuarios en todo el mundo a Cambridge Analytica. El escándalo, que protagonizó portadas y le costó a Facebook decenas de miles de millones en bolsa -si bien ya los ha recuperado-, ha quedado totalmente atrás, pero tras declarar en el Senado y el Congreso de Estados Unidos, Zuckerberg aceptó la invitación del presidente de la cámara europea, Antonio Tajani, para acudir a Bruselas. Zuckerberg se ha limitado a escuchar las preguntas de los líderes europeos y luego ha evitado contestar a las preguntas clave, desviando los temas y aprovechando el desconocimiento técnico de sus interlocutores.

El fundador y CEO de Facebook, Mark Zuckerberg, ha declarado en la tarde de este martes en el Parlamento Europeo, donde ha explicado la filtración de los datos personales de millones de usuarios en todo el mundo a Cambridge Analytica.

El escándalo, que protagonizó portadas y le costó a Facebook decenas de miles de millones en bolsa -si bien ya los ha recuperado-, ha quedado totalmente atrás, pero tras declarar en el Senado y el Congreso de Estados Unidos, Zuckerberg aceptó la invitación del presidente de la cámara europea, Antonio Tajani, para acudir a Bruselas.

Zuckerberg ha comenzado su intervención reconociendo la importancia de Facebook en el curso de campañas políticas tan importantes como el Brexit o las presidenciales de Estados Unidos, y ha reconocido los fallos de la compañía. «Ha sido un error, y pido perdón por ello», ha dicho, como ya hiciera ante las cámaras estadounidenses.

Al contrario de lo que ha hecho con Reino Unido, pues el CEO de la red social envió a su jefe de tecnología a declarar ante el Parlamento británico, Zuckerberg ha aceptado todas las exigencias de Tajani. La reunión, que en un principio iba a ser a puerta cerrada, se ha retransmitido vía streaming a petición de las autoridades continentales.

Poca presión…

El CEO de Facebook se ha mostrado relajado durante su discurso inicial, pero se le ha visto muy nervioso ante cuestiones como la de Mamfred Weber, presidente del Partido Popular Europeo, que le ha preguntado directamente si Cambridge Analytica «es o no un caso aislado» y si «puede garantizar que algo así no volverá a salir a la superficie en unos meses».

También se le ha cuestionado sobre su «forma de hacer negocios» dado que «los datos personales se han convertido en un activo muy importante». Los líderes de los grupos europeos han cuestionado incluso si Facebook es «un monopolio», pero en general sus preguntas se han quedado en la superficie.

Como ya ocurriera en su comparecencia ante el Congreso y el Senado de Estados Unidos, las preguntas de los políticos que han interrogado a Zuckerberg han adolecido de fondo técnico -algo que no debe extrañar, no son expertos- y no han ido mucho más allá.

El único que ha aplicado algo de presión ha sido el presidente del grupo liberal en el Parlamento Europeo, Guy Verhofstadt, que en su exposición inicial ha reprochado a Zuckerberg que «pase demasiado tiempo pidiendo perdón. El año pasado tuvo que hacerlo en dos veces, y si no recuerdo mal en este ya van tres», decía en un tono mucho más seguro y directo que el de sus colegas.

Verhofstadt ha afirmado que existe «un problema de Facebook» y ha preguntado a Zuckerberg si «colaborará con las autoridades de competencia, y las abrirá sus libros de cuentas para que comprueben que no es un monopolio», mencionando el silencio que mantuvo el CEO de la red social cuando se le preguntó en Estados Unidos por su competencia directa, antes de contestar que eran «Twitter o Google». «Eso es como decir, si te preguntan si tienes un monopolio de producción de coches, que también puedes coger un avión o un tren», ha terminado el ex primer ministro belga.

Antes de que terminara la primer ronda de preguntas, Tajani ha dado las gracias a Zuckerberg por aceptar que la reunión se emitiera en streaming. Tras ser recibido con las mismas comodidades que un jefe de Estado, prácticamente todos los líderes europeos se han reconocido usuarios de Facebook, incluso alguno se ha declarado fan del creador de la red social.

… Y pocas respuestas

Ataviado con un traje, ya habitual tras acostumbrarnos a los vaqueros y la camiseta gris, Zuckerberg sigue demostrando que las clases del equipo de relaciones públicas que le ha asesorado han tenido buenos resultados: en todo momento ha tomado notas y ha mantenido un lenguaje corporal que mostraba atención a las preguntas de los líderes políticos, pese a que él tenía claro desde el principio que su comparecencia era puro trámite.

El CEO de Facebook ha prometido contestar a «todas las preguntas que pueda dado el tiempo limitado que tenemos» y ha empezado por la gestión de contenidos inapropiados en la red social, aprovechando para evitar comenzar el debate con puntos aún más controvertidos o mencionados en las preguntas.

Sí ha querido ofrecer «nuestra hoja de ruta para combatir las fake news», que pasa por «tres grandes fuentes de contenido, que son las problemáticas: el spam, una motivación más económica que política, las cuentas falsas y gente que comparte noticias falsas sin saber que son falsas».

Respecto a esto último, ha prometido crear un equipo que «compruebe la veracidad de las noticias y que las califique como veraces para que el usuario lo tenga claro antes de compartilas».

En cuanto a las acusaciones de monopolio, Zuckerberg ha recordado que «estamos en un escenario muy competitivo y en el que el usuario tiene muchas opciones. Cada día tenemos competidores y tenemos que revisar nuestros servicios para mantener la relevancia. Desde el punto de vista económico, Facebook supone el 60% del mercado publicitario en internet», ha dicho.

«Lo que muchas veces pasa desapercibido es que, sólo en Europa, hay más de 18 millones de pequeños negocios que utilizan Facebook para ofrecer sus servicios. Ayudamos a estos pequeños negocios a alcanzar a muchos clientes con herramientas que hasta no hace mucho sólo estaban al alcance de las grandes compañías», ha recordado.

Tras sus respuestas ha llegado el más mínimo momento de tensión, aunque Tajani ha estado rápido atajando las quejas de los líderes europeos, que han protestado ante la falta de respuestas que ha dado el CEO de Facebook, que se ha excusado «en el poco tiempo» y en que «tiene que coger un avión». Zuckerberg se ha comprometido a responder a las que le ha faltado «en los próximos días».

Injerencias en elecciones

Zuckerberg ha reconocido el papel que ha jugado Facebook en las últimas campañas políticas en todo el mundo, particularmente en las que acabaron con el republicano Donald Trump en la Casa Blanca. «Prevenir la injerencia es algo que está entre nuestra prioridades», ha dicho.

«En el año 2016 no estábamos preparados para identificar y responder ante un plan coordinado para difundir noticias falsas», ha reconocido, mencionando expresamente «la injerencia rusa» en los comicios presidenciales en Estados Unidos.

Sin embargo, el CEO de Facebook ha querido poner en valor los esfuerzos de la compañía por parar esto tipo de ataques. «Hemos hecho fuertes inversiones para mejorar en este sentido, y hemos doblado nuestra plantilla de personas dedicadas al control de noticias falsas», ha dicho.

También ha asegurado que trabajan en un sistema de inteligencia artificial que ayuda a identificar y derribar bots que difunden noticias falsas. «En las últimas elecciones presidenciales en Francia fueron eliminadas hasta 30.000 cuentas que se dedicaban a las fake news«, afirmaba, recordando que también trabajaron con el servicio de seguridad nacional alemán durante los comicios en Alemania.

Comentar ()