Por qué los usuarios están borrando Facebook

El fundador de Facebook, Mark Zuckerberg, en un acto de la compañía. EFE

Economía

Por qué la gente se va de Facebook

Si todavía estuviera en su puesto de trabajo, Tavis McGinn estaría viviendo la semana laboral más fácil de su carrera. El bueno de McGinn era, hasta hace unos meses, el encargado de medir si Mark Zuckerberg le cae bien a la gente. Después de la filtración del fallo de seguridad que ha vivido la red social esta semana, no hace falta realizar ninguna encuesta para saber que la popularidad del creador de Facebook está por los suelos.

Tras hacer crecer un imperio mundial con más de 2.000 millones de usuarios en todo el mundo, Zuckerberg tiene que afrontar ahora la peor crisis de la historia de la red social.

Su creación, que hasta ahora había vivido un camino de vino y rosas en pos de una enorme popularidad global, está ahora en el punto de mira del Congreso de Estados Unidos y del Parlamento británico por su papel en las elecciones que llevaron a Donald Trump a la Casa Blanca y por el referéndum que resultó en el inicio del Brexit.

El propio Zuckerberg deberá explicar en ambas cámaras por qué Cambridge Analytica tenía en su poder los datos personales de 50 millones de usuarios y por qué se usaron con motivos políticos.

Esta filtración masiva, que ha acabado con la destitución como brindis al sol del director de seguridad de Facebook, Alex Stamos, ha sido el gran estallido de una crisis que se viene gestando y que la red social ha conseguido disimular por su enorme tamaño y popularidad. Pero no se puede negar que la gente se está borrando de Facebook.

En su última presentación de resultados esta circunstancia se materializó con cifras concretas. En Estados Unidos y Canadá, el gran baluarte territorial de la red social, los números mostraban 700.000 usuarios menos, el primer descenso en esta métrica en la historia de la compañía.

Sí, los ingresos siguen acompañando, pero Facebook no es la máquina perfecta que hace años era. Hace unas semanas un tribunal de Berlín determinó que la gestión de los datos personales de los usuarios alemanes es ilegal, mientras que hace sólo unos días las autoridades europeas imponían una multa de 600.000 euros por cómo compartían datos Facebook y Whatsapp, algo prohibido expresamente por Bruselas.

Facebook no da la felicidad

Pese a todos los problemas de seguridad, la gente se está borrando de Facebook por motivos bien distintos. Según un estudio de la firma Datatrek Research, un 97% de las búsquedas en Google de la frase «borrar Facebook» están relacionadas de manera directa con otras en los que la gente busca cómo «ser feliz».

«Borrar Facebook no te hace necesariamente feliz o infeliz, pero la gente que hace búsquedas en internet relacionadas con la felicidad tiene la noción de que salir de las redes sociales es parte de ese camino para alcanzarla», explica el estudio.

Según los datos de esta firma de análisis, sólo Facebook se relaciona de esta manera con la infelicidad. Ni Instagram, también parte del imperio Zuckerberg, ni Twitter son redes sociales en las que los usuarios hagan este tipo de búsquedas.

Estas conclusiones son suaves si las comparamos con las que presenta un estudio realizado al alimón por el Instituto de Salud Pública de San Diego y el Laboratorio de Naturaleza Humana de la Universidad de Yale.

Ambas instituciones han determinado que el uso abusivo de Facebook «está asociado de manera negativa con el bienestar» de los usuarios. «Los resultados son llamativos en cuanto a la salud mental. La mayoría de las métricas reflejan que tras un año de uso de Facebook se produce un descenso de la salud mental y también reducciones en la sensación de satisfacción», afirma la investigación que analizó el comportamiento de más de 5.000 personas.

Propósito de año nuevo: borrar el perfil

Dejar Facebook no es fácil. No es sólo un contenedor de imágenes, un medio de conectar con amigos de todo el mundo o una herramienta perfecta para que no se nos olviden los cumpleaños de los más cercanos, es una red social en la que mucha gente tiene gran parte de su vida.

Sin embargo, cada vez más personas se ponen como propósito de año nuevo dejar Facebook. Las búsquedas a nivel mundial de la frase «delete Facebook», cuya traducción es «borrar Facebook» aumentan en los días previos y posteriores a que comience el año, según los datos de Google Trends.

El número de usuarios que cierra su cuenta en la red social más importante del mundo va a crecer en los próximos días con un boicot al que se están sumando nombres importantes. Justo tras estallar la polémica uno de los fundadores de Whatsapp, Brian Acton, afirmaba que era «el momento de eliminar Facebook» a través de un mensaje en su perfil personal de Twitter.

Uno de los que contestó a esas breves palabras fue Elon Musk, el creador de Tesla o SpaceX, que le preguntaba «¿Qué es Facebook». Después de que alguno de sus seguidores le reprochara que estas dos compañías tuvieran página en la red social, Musk respondió que «nunca las he visto» y prometió cerrarlas. Dicho y hecho.

Musk si va a mantener los perfiles en Instagram de Tesla o SpaceX, pero ya ha advertido de que no usa Facebook y que sus empresas no se publicitan ni tienen ninguna relación con la red social.

El visionario sudafricano es una personalidad que es capaz de generar corrientes de opinión entre sus muchos fans. Sólo en Twitter tiene más de 20 millones de seguidores, que han leído como Musk considera que «Facebook está perdiendo su influencia poco a poco», por lo que habrá muchos que seguirán sus pasos y cerrarán sus perfiles. A ver como sales de esta, Mark.

Comentar ()