Economía

Facebook destituye a su jefe de seguridad en plena polémica por la filtración de datos

Facebook destituye al responsable de seguridad en pleno escándalo por la filtración de datos.

Alex Stamos, ex responsable de seguridad de la información en Facebook.

Los problemas de seguridad de Facebook se han cobrado su primera víctima. El máximo responsable del área de seguridad de la información de la red social, Alex Stamos, se prepara para abandonar su cargo, en medio de la reciente polémica surgida al conocerse que una empresa utilizó datos de sus usuarios para favorecer campañas políticas partidarias del Brexit o de la presidencia de Donald Trump en Estados Unidos.

Este escándalo reabre la polémica en torno a Facebook, después de que en los últimos meses la compañía haya sido investigada por su papel en la difusión de noticias falsas que, se sospecha, ha sido utilizada por, entre otros, agentes rusos para influir en campañas electorales internacionales.

De hecho, según la información adelantada por el diario New York Times, la salida de Stamos de Facebook responde a sus discrepancias con la dirección de la compañía, por su insistencia en la necesidad de investigar a fondo la responsabilidad de la red social en la difusión de noticias falsas que acabaron por influir en los resultados de las últimas elecciones legislativas estadounidenses. Esta actitud se encontró con el rechazo de altos ejecutivos de la firma, entre los que se incluye la directora de operaciones, Sheryl Sandberg.

Ante esta situación, la compañía decidió, según estas informaciones, relevar a Stamos de su puesto el pasado mes de diciembre, aunque llegó a un acuerdo con el experto en seguridad de la información para que siguiera ligado a la compañía hasta el próximo mes de agosto, ya que en la firma que dirige Marck Zuckerberg se temía que su salida fuera interpretada de forma negativa por el mercado.

El propio Stamos ha confirmado a través de su cuenta en la plataforma de Twitter que sigue ligado a la compañía, pero que sus funciones han cambiado a «explorar los riesgos de seguridad emergentes y trabajar en la seguridad electoral».

El experto en seguridad también se ha manifestado por este mismo canal sobre el reciente escándalo del uso sin autorización de datos de usuarios por parte de la firma de publicidad electoral Cambridge Analytica. «Hay muchos problemas grandes que las grandes compañías tecnológicas necesitan arreglar para ser mejores. Colectivamente hemos sido demasiado optimistas sobre lo que construimos y nuestro impacto en el mundo», ha asegurado Stamos.

Esta última polémica ya ha tenido un alto coste para Facebook en bolsa. Las acciones de la compañía restaron este lunes cerca de un 7% en Wall Street, en lo que representa su mayor caída en una sesión en cuatro años. Además, los títulos de la red social mostraban caídas adicionales en las operaciones previas a la apertura del mercado de este martes.

Los inversores muestran de este modo su preocupación ante la posibilidad de que la constatación de un uso indebido de los datos de sus usuarios derive a nivel internacional en una regulación mucho más estricta, que podría tener un alto coste de gestión para la compañía.

Facebook se encuentra en el ojo del huracán desde hace varios meses a causa de diversas investigaciones relacionadas con las noticias falsas y la seguridad de los datos de sus usuarios, lo que ha dado pie en ocasiones a la imposición de multas a la compañía.

Comentar ()