Economía

Facebook cae un 7%: datos de sus usuarios se usaron en favor de Trump y el Brexit

Facebook pierde un 7% en bolsa tras el nuevo escándalo de privacidad de sus usuarios.

Logo de Facebook en un ordenador y en la aplicación móvil. EFE

Un nuevo escándalo sobre la privacidad de los usuarios de Facebook está golpeando con fuerza a la red social en los mercados. Las acciones de la compañía que dirige Marck Zuckerberg sufre este lunes un retroceso superior al 7% en Wall Street, tras conocerse que una empresa de publicidad de datos, Cambridge Analytica, ha utilizado datos personales de millones de usuarios de Facebook sin su consentimiento.

Según la confesión de Christopher Wylie, uno de sus empleados ahora arrepentidos, utilizaba cientos de miles de datos sociales y psicológicos obtenidos de forma espuria para favorecer a sus clientes. Entre ellos, las campañas electorales a favor de Donald Trump y el Brexit.

Aunque Facebook asegura que ya ha tomado medidas para evitar el uso no autorizado de datos que realizó Cambridge Analytica, la noticia está siendo investigada por los legisladores a ambos lados del Atlántico y amenaza con derivar en una regulación mucho más estricta sobre el uso que hace la red social con los datos de sus usuarios.

Estos temores pesan en el ánimo de los inversores y se convierten en el mayor tropiezo de Facebook sobre el parqué desde el verano de 2012. Las caídas registradas en esta ocasión suponen una pérdida de capitalización de alrededor de 40.000 millones de dólares (algo más de 32.400 millones de euros).

El mercado teme un aumento de la presión regulatoria sobre el uso de datos de la compañía

La red social ha estado muy vigilada en los últimos tiempos por cuestiones relativas al uso de los datos de sus usuarios. De hecho, recientemente, la Agencia Española de Protección de Datos impuso a la compañía una multa de 600.000 euros por compartir datos entre la plataforma de Facebook y su servicio de mensajería móvil Whatsapp. Asimismo, en febrero, un tribunal alemán sentenció que la gestión de datos de la compañía no se atenía a la legalidad europea.

El tropiezo experimentado por este nuevo problema se suma a los disgustos que viene acumulando la compañía en bolsa en los últimos tiempos. En enero, el cambio del algoritmo que regula las apariciones de publicaciones en la interfaz de los usuarios y unos resultados que mostraban una caída de usuarios en Estados Unidos y Canadá provocaron cierto nerviosismo y en febrero la firma se vio arrastrada por las turbulencias que agitaron a las bolsas en conjunto.

De este modo, Facebook se sitúa actualmente un 11% por debajo de los máximos históricos que registró el pasado 1 de febrero. La firma se ha visto así relegada en la lista de las mayores compañías del mundo, superada por el grupo chino Tencent y amenazada también por el gigante del comercio online Alibaba y Berkshire Hathaway, el hólding del afamado inversor Warren Buffett.

Los expertos insisten en que la capacidad de la compañía para explicar con transparencia el escándalo en las próximas semanas y mitigar los temores a una nueva oleada de presión regulatoria será clave para recuperar la confianza de los inversores.

Comentar ()