Economía

Linde en su despedida: "Hay margen para más fusiones bancarias en España"

El gobernador del Banco de España asegura que una mayor concentración del sector bancario no limitaría la competencia.

logo
Linde en su despedida: "Hay margen para más fusiones bancarias en España"
Luis María Linde, gobernador del Banco de España en las Conversaciones con El Independiente.

Luis María Linde, gobernador del Banco de España en las Conversaciones con El Independiente. EP

Resumen:

El gobernador del Banco de España, Luis María Linde, ha animado a abordar un proceso más intenso de concentración en el sector bancario español y ha descartado el riesgo de que una nueva ronda de fusiones vaya en contra de la competencia en el sector.

En un acto organizado por El Independiente y patrocinado por Accenture, el gobernador, que concluye próximamente su mandato al frente del Banco de España ha subrayado la importancia de atajar el alza de la deuda pública y de buscar una solución racional al problema de las pensiones.

Linde reconoce que algunas empresas podrían abordar ya una subida de los salarios, aunque rechaza soluciones generalizadas que podrían reabrir los problemas del pasado.

El máximo responsable del supervisor bancario ha descartado el riesgo de que se esté gestando una burbuja inmobiliaria en el sector.

«Hay margen para más fusiones bancarias en España», ha afirmado este viernes el gobernador del Banco de España, Luis María Linde, en un encuentro organizado por El Independiente, con el patrocinio de Accenture.

El presidente del supervisor de la banca en España asegura que, pese al esfuerzo de concentración que ha realizado el sector en los últimos años, aún es posible abordar un proceso más intenso de integración que, en su visión sería positivo para la economía nacional.

«En España hay un sistema bancario eficiente, pero esa eficiencia puede mejorar», ha asegurado y ha restado importancia a los temores a una concentración excesiva. «El problema no es si son 3 o 4 bancos, sino la eficiencia, la calidad y la competencia. Y en España existe una competencia muy intensa entre los bancos. No veo riesgos ni evidencia de que los bancos no compitan».

Por esa razón insiste en que «se va a tener que abordar una mayor concentración, porque es bueno para el sistema financiero y para la economía española».

Linde, que afronta la recta final de su mandato al frente del Banco de España, tras seis años en el cargo, ha aprovechado para recordar los acontecimientos más trascendentales de la economía española a lo largo de este periodo.

Un periodo marcado por la crisis de la deuda, que obligó a España a solicitar el rescate financiero en el verano de 2012. El gobernador del Banco de España calificó como «dramática» la coyuntura a la que se enfrentaba la economía nacional en aquel momento, para poner en valor el «triángulo virtuoso» que ahora mismo se da en el país, con un elevado crecimiento del PIB, una fuerte creación de empleo y un notable superávit exterior.

«Esto se había dado otras veces, pero nunca se había prolongado durante cuatro años seguidos», explicó Linde, señalando el complejo equilibrio que se ha dado en España en los últimos años para enlazar un periodo prolongado de mejora de la economía.

No obstante, Linde ha puesto sobre la mesa algunos de los principales retos a los que debe dar respuesta la economía española, subrayando la importancia de atajar el déficit público para evitar incrementos adicionales de la carga de la deuda. «No es porque nos lo exijan nuestros socios europeos, sino porque una mayor deuda tiene consecuencias macroeconómicas muy negativas».

A este respecto, el gobernador ha citado los retos derivados de la situación de las pensiones, recordando que España se enfrenta a un «problema demográfico muy grave». Teniendo esto en cuenta y sin entrar en soluciones concretas, Linde ha insistido en que cualquier propuesta de aumento del gasto en pensiones debe concretar de forma muy clara cómo se va a financiar. «O se reducen gastos o se elevan ingresos, pero hay que enfrentar el problema y no con demagogia, sino de manera racional», ha apuntado.

Linde ha reconocido que uno de los retos fundamentales para la economía española pasa por la reducción de la desigualdad. En este sentido, ha apuntado que «el principal factor de desigualdad es el desempleo. No es el único, pero si no se soluciona el tema del desempleo no habrá solución para la desigualdad».

Del mismo modo, ha observado que algunas empresas sí podrían plantearse en el escenario actual una subida de salarios, pero también ha puesto énfasis en la necesidad de no hacer generalizaciones en esta materia, para evitar los problemas del pasado.

Linde ha tenido tiempo para referirse a algunas inquietudes derivadas de la coyuntura actual, como el fuerte auge de los precios del mercado inmobiliario. El máximo responsable del Banco de España ha atajado los temores de que se esté gestando alguna burbuja en la vivienda, al afirmar que los datos de crédito no respaldan esta idea. «Mientras el crédito no diga lo contrario, de momento no hay burbuja ni temor de que se produzca».

Comentar ()