José Ignacio Girigolzarri, presidente de Bankia, ha alabado las medidas económicas desarrolladas por el Gobierno de Mariano Rajoy. «Ha desarrollado una política económica que nos ha permitido crecer durante tres años en el entorno del 3%», ha señalado en el marco de los cursos de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo, patrocinados por BBVA.

El ejecutivo, en línea con el resto de banqueros que se han manifestado en los últimos días sobre el impuesto al sector financiero para sustentar las pensiones, ha rechazado de plano esta propuesta y se ha mostrado en contra de una banca pública.

Preguntado sobre las razones del éxito de la economía española, ha alabado el trabajo del BCE y también del anterior Gobierno. “El BCE ha hecho un trabajo extraordinario durante estos años, que ha servido para todos los países. Y la economía española lo ha hecho mejor dentro del mismo terreno de juego, de forma que Mario Draghi ha hecho un gran trabajo. Dentro de España, el Gobierno ha desarrollado una política económica que nos ha permitido crecer durante tres años al 3%”, ha manifestado.

Sobre las ayudas públicas, ha destacado que «las ayudas no fueron ni para rescatar a los accionistas, que perdieron mucho dinero, ni a los banqueros. De hecho, cesamos a 800 consejeros de Bankia y filiales». Y ha destacado: «Bankia, como la banca en general, se rescata para defender a los depositantes. Y se hizo por la estabilidad del sistema financiero y de la economía española». En este sentido, ha explicado que, dado que el rescate no fue a los bancos, no cabe vincular un hipotético impuesto al sector a las ayudas públicas.

Guiño al Popular

Por otro lado, el ejecutivo ha insistido en la necesidad de avanzar en la Unión Bancaria Europea. «Sería positivo para la economía de nuestro país porque mejoraría la competitividad de las empresas españolas» y también sería «fundamental para el futuro del euro y para la solidez del sistema bancario europeo», ha asegurado.

Ha recordado los tres pilares de la Unión Bancaria: supervisión única, Fondo de Garantía de Depósitos europeo y un mecanismo de resolución común. En este último punto, Goirizgolzarri hecho un guiño a Popular, al señalar que «se debe mejorar la provisión de liquidez para permitir una mejor gestión de la etapa final de los bancos intervenidos» y, por otro «se debe dotar al mecanismo de una mayor potencia de fondos para que lo anterior se pueda realizar de forma eficiente».