EN VIVO

En vivo: Siga el discurso de Soraya Sáenz de Santamaría

Economía | Empresas

Carlyle cierra la compra del grupo Codorniu por 300 millones de euros

El fondo americano se hace con el control de más del 55% de la compañía de cavas

logo
Carlyle cierra la compra del grupo Codorniu por 300 millones de euros
Botellas de Codorníu.

Botellas de Codorníu.

Resumen:

El fondo de inversión estadounidense Carlyle se ha hecho con el control del grupo Codorniu, propiedad de la familia Raventós, después de hacerse con los derechos de compra de entre el 55% y el 60% de las acciones de la compañía.

Según publica La Vanguardia, las últimas operaciones se cerraron en la medianoche de ayer, después de que las ramas de la familia menos dispuestas a vender (la que representa su actual presidenta, Mar Raventós, los Pagés Font y Xavier e Isabel Ferrer Urrutia) aceptaran la transacción.

Carlyle ha valorado finalmente al grupo Codorniu en 300 millones de euros, después de haber elevado en dos ocasiones la oferta para hacerla más atractiva. Sin embargo, el fondo estadounidense pagará en total 390 millones de euros, al asumir la deuda contraída por el grupo.

El fondo de inversión estadounidense Carlyle se ha hecho con el control del grupo Codorniu, propiedad de la familia Raventós, después de hacerse con los derechos de compra de entre el 55% y el 60% de las acciones de la compañía.

Según publica La Vanguardia, las últimas operaciones se cerraron en la medianoche de ayer, después de que las ramas de la familia menos dispuestas a vender (la que representa su actual presidenta, Mar Raventós, los Pagés Font y Xavier e Isabel Ferrer Urrutia) aceptaran la transacción.

Carlyle ha valorado finalmente al grupo Codorniu en 300 millones de euros, después de haber elevado en dos ocasiones la oferta para hacerla más atractiva. Sin embargo, el fondo estadounidense pagará en total 390 millones de euros, al asumir la deuda contraída por el grupo.

Siempre según el rotativo, en los próximos días, los actuales gestores deberán convocar un consejo de administración para oficializar la situación y reconocer la mayoría absoluta en el capital de Carlyle. Se abre ahora un periodo de plazo para que Carlyle haga la correspondiente ‘due dilligence’.

AZ Capital, el banco de inversión de Javier Lucaya, que había sido contratado por los actuales gestores par encontrar una oferta alternativa a la de Carlyle, recomendó finalmente la operación.

Carlyle quiere convertir la marca Codorniu en la cabecera de un grupo europeo de vinos y espumosos y duplicar la actual facturación hasta los 400 millones de euros. Para ello, tiene proyectado vender algunos activos de la compañía de los Raventós y así financiar compras en Europa.