Economía | Empresas

Mediaset se hunde en mínimos de cinco años en bolsa tras el fiasco de la selección

La matriz de Telecinco y Cuatro acumula una caída del 45% en los últimos catorce meses, en medio de una crisis del sector que también golpea a Atresmedia

logo
Mediaset se hunde en mínimos de cinco años en bolsa tras el fiasco de la selección
El fiasco de España en el Mundial agrava la crisis de Mediaset en bolsa.

Los jugadores de la selección de fútbol de España se lamentan tras su eliminación en el Mundial de Rusia de 2018. EFE

Resumen:

Las acciones de Mediaset ceden este lunes cerca del 2% tras la eliminación de España en el Mundial de fútbol.

Con el combinado nacional fuera del Mundial, se diluyen las expectativas de que la competición sirviera de revulsivo para la publicidad, al tiempo que se eleva el riesgo de caída de las audiencias.

Mediaset extiende así una nefasta racha en bolsa, que le ha llevado a perder cerca del 45% de su valor en bolsa en catorce meses, situándose en sus niveles más bajos desde 2013, en medio de un escenario muy negativo para el sector, que también ha golpeado con crudeza a Atresmedia.

Adidas también sufre sobre el parqué la sucesión de fracasos de las selecciones que usan su vestimenta, y acumula ya una caída superior al 8% desde que se inició el Mundial.

La derrota de España en los octavos de final del Mundial de fútbol ha hecho cundir la decepción entre los aficionados nacionales. Una competición que se iniciaba bajo la esperanza de recuperar las buenas sensaciones del ciclo ganador que protagonizó el combinado español entre 2008 y 2012 se ha ido torciendo para concluir en un nuevo fiasco, ante una selección, la de Rusia, bastante inferior a priori.

Este tropiezo sonoro de los hombres entrenados por Fernando Hierro tiene, además, sus consecuencias sobre el parqué. Mediaset, compañía matriz de Telecinco y Cuatro, y propietaria de los derechos de emisión en España del Mundial ha hecho suyo el fracaso con una caída en bolsa este lunes próxima al 2%. Las esperanzas de que este torneo contribuyeran a revitalizar la inversión publicitaria, tras un mal inicio de ejercicio, han quedado hechas añicos con los penaltis errados por la selección española.

Eliminada España, es previsible que el interés de la audiencia nacional en el torneo decaiga y, con ello, también el de los anunciantes. Así, lo que los analistas de Bankinter confiaban en que fuera “un buen revulsivo” puede pasar a convertirse en un lastre para la compañía que dirige Paolo Vasile. Desde Santander estimaban recientemente que Mediaset podría llegar a cubrir los costes asociados al evento “incluso si la selección española solo alcanza los cuartos de final”. Pero lo cierto es que ni siquiera ese escenario planteado como una opción negativa ha llegado a materializarse.

La debilidad de la publicidad y el auge de otras plataformas audiovisuales está penalizando al sector

“La eliminación de España es una mala noticia para Mediaset”, observan los analistas de Alantra, que advierten de que “probablemente tendrá un impacto en los ingresos publicitarios de Mediaset desde ahora hasta el final del campeonato”.

De este modo, Mediaset añade un pesar adicional a una nefasta evolución en bolsa, que le ha llevado a ceder más de un 12% en los últimos dos meses y casi la mitad de su valor (un 45%) en los últimos catorce, situándose en sus niveles más bajos desde 2013.

La debilidad bursátil de la compañía es un reflejo palmario de los desafíos a los que se enfrenta el sector audiovisual, en un momento en que los patrones de consumo de televisión están cambiando de forma acelerada. La irrupción de servicios de televisión a la carta, como Netflix, está restando audiencias a los canales tradicionales, que se están viendo obligados a ejecutar fuertes inversiones para adaptarse a los nuevos gustos del consumidor, sin ninguna garantía de éxito. Y eso está pesando en la confianza de los inversores. No en vano, el comportamiento de Atresmedia en bolsa en los últimos tiempos apenas difiere del de su máximo competidor en España, con caídas que superan el 40% en poco más de un año.

Tropiezo de Adidas

Mediaset no es, ni mucho menos, el único valor que está padeciendo en bolsa los resultados de un mundial que hasta la fecha ha arrojado llamativas sorpresas. La marca de equipaciones deportivas Adidas tampoco ha salido ilesa de los patinazos de selecciones como Alemania, Argentina o la propia España.

No en vano, estas selecciones, vestidas por la compañía germana, se contaban entre las principales candidatas a hacerse con el título y con su eliminación se elevan las opciones de que resulte vencedora alguno de los combinados que lucen vestimentas diseñadas por su máximo rival, Nike, como es el caso de Brasil, Inglaterra, Francia o Croacia.

Las acciones de la compañía alemana restaban este lunes un 1,82% y acumulan un recorte superior al 8% desde que se inició el mundial, el pasado 15 de junio. Nike, en cambio, había avanzado un 6,6%, en ese mismo periodo -favorecida también por los buenos datos de ventas que publicó el pasado viernes-, hasta que este lunes se vio golpeada por la ruptura del contrato con el tenista Roger Federer.