Economía | Empresas

La escalada de ACS dispara el valor de las acciones de Florentino Pérez a 1.500 millones

La cotización de la constructora se eleva cerca de un 40% desde el pasado marzo, impulsando el valor de la participación de su presidente, que controla el 12,52% del grupo

logo
La escalada de ACS dispara el valor de las acciones de Florentino Pérez a 1.500 millones
La escalada de ACS eleva el valor de las acciones de Florentino Pérez hasta los 1.500 millones de euros.

El presidente de ACS, Florentino Pérez. Europa Press

Resumen:

ACS registró este lunes un nuevo repunte en bolsa y se situó en máximos históricos, consolidándose como uno de los mejores valores del Ibex en 2018, con ganancias próximas al 18%. Desde el pasado marzo, cuando anunció el pacto con Atlantia para repartirse el control de Abertis, la constructora española ha registrado una remontada en bolsa próxima al 40%. Este movimiento ha supuesto una notable revalorización de las acciones de Florentino Pérez en el grupo, que es el máximo accionista del grupo, con un 12,52% de su capital. El valor de la participación de Florentino Pérez en ACS ha sumado casi 400 millones de euros en menos de cinco meses y roza ya los 1.500 millones de euros.

ACS no deja de deparar alegrías a Florentino Pérez. La constructora ha registrado este lunes un repunte en bolsa del 0,52% y ha establecido un nuevo máximo histórico, el tercero consecutivo. Los buenos resultados que presentó su filial australiana Cimic la semana pasada han dado al grupo un nuevo impulso sobre el parqué, situándolo entre los cinco mejores valores del Ibex en el año, con alzas que rozan el 18%.

El buen desempeño de la compañía española se explica, en gran medida, por una única noticia: el pacto con Atlantia para hacerse, de forma conjunta, con el control de Abertis. Hasta ese momento, el mercado había dejado muy claros sus recelos sobre la conveniencia para ACS de sumirse en una guerra de contraofertas con el grupo italiano que acabara disparando el precio de Abertis y comprometiendo la salud financiera de la empresa que dirige Florentino Pérez.

Una vez desterrado ese temor, todo han sido parabienes para una operación que, se espera, eleve en gran medida los flujos de caja y los beneficios de la constructora española. Y los inversores se lo han premiado de forma notoria. En los cerca de cinco meses transcurridos desde entonces, los títulos de ACS han registrado una remontada próxima al 40%. Una espectacular remontada que ha tenido premio sobre el patrimonio de su presidente.

Florentino Pérez es, a través de su sociedad Inversiones Vesan, el máximo accionista de la constructora española, con una participación del 12,52% de su capital. Esas acciones alcanzaban al cierre de 2017 una valoración, a precios de mercado de 1.285 millones de euros, pero el débil arranque de año de ACS provocó que el día 6 de marzo, estos títulos mostraran una capitalización de 1.067,6 millones. Pero desde entonces han sumado casi 400 millones de valoración, hasta alcanzar los 1.454 millones.

Desde el pasado 6 de marzo, el valor de la participación de Florentino Pérez ha aumentado en casi 400 millones de euros

Y lo mejor para el afamado empresario es que en el mercado existe una opinión casi unánime de que a las acciones de ACS aún les queda recorrido. Ninguna de las firmas de análisis que cubren la compañía aconseja vender los títulos del grupo constructor y le otorgan un precio medio de 39,74 euros por acción, lo que supone un potencial cercano al 8%. Y firmas como BPI o Alphavalue van mucho más allá, elevando las posibilidades de revalorización de ACS por encima del 20%.

La constructora española tiene previsto hacer públicos sus resultados del segundo trimestre del año el próximo miércoles, al cierre del mercado. Como observa Rafael Fernández de Heredia, analista de GVC Gaesco Beka, esos resultados difícilmente arrojarán sorpresas y el mercado se centrará en todo lo relacionado con los avances sobre la integración de Abertis, además de comprobar la evolución de los negocios de servicios industriales y construcción. Sobre estas cuestiones, el mercado espera buenas noticias que, sin embargo, se verán lastradas por el impacto de las divisas, que restará brillo a las cuentas.

Con todo, «la referencia ya no es tanto 2018, sino que se sitúa en 2019, cuando ya esté funcionando de forma completa la operación de Abertis», comenta Fernández de Heredia. Los expertos esperan que el proceso de integración de Abertis en el vehículo que controlarán Atlantia, ACS y su filial alemana Hochtief se producirá a finales del tercer trimestre de 2018 y, a partir de ese momento, se espera que empiece a arrojar un impacto positivo sobre las cuentas de la compañía de Florentino Pérez. Así, por ejemplo, los analistas de Santander estiman que los beneficios de ACS podrían elevarse hasta un 19% en 2019 y rebasar por primera ver los 1.000 millones de euros.

La propia ACS comunicaba el pasado mayo, durante la celebración de su junta general de accionistas, que confía en elevar sus beneficios a cerca de 1.100 millones en 2019 y disparar sus dividendos gracias a la aportación de Abertis. «Una plataforma con la que aprovecharemos el potencial de crecimiento del sector en mercados estratégicos», añadió, para recordar la cartera de proyectos de unos 200.000 millones por la que pujarán en sus mercados estratégicos (Estados Unidos, Austrialia y Europa).