Economía | Empresas

Fiat sufre su mayor descalabro en bolsa en 18 meses tras la muerte de Marchionne

Las acciones de la compañía sufren caídas del 15,5% tras publicar unas cuentas decepcionantes por la debilidad de las ventas en China

Fiat Chrysler sufre su mayor descalabro en 18 meses tras la muerte de Marchionne.

Jeep Grand Commander, del grupo Fiat Chrysler.

Las acciones de Fiat Chrysler sufren este miércoles su mayor descalabro en bolsa en los últimos 18 meses. Los títulos del fabricante de vehículos registraron una caída del 15,5% y se situaron en sus niveles más bajos desde el pasado septiembre justo el día en que se ha conocido la muerte del hombre clave en la resolución de la crisis de la compañía, Sergio Marchionne.

El que fuera consejero delegado del grupo italoestadounidense durante 14 años falleció este miércoles a raíz de las complicaciones surgidas en una operación a la que se sometió la semana pasada. “Desafortunadamente, lo que temíamos ha sucedido. Sergio Marchionne, hombre y amigo, se ha ido”, lamentó el presidente del grupo, John Elkann, en un comunicado.

Los problemas de salud de Marchionne ya habían forzado su sustitución en el cargo el pasado fin de semana por Mike Manley, hasta ahora responsable de la marca Jeep, perteneciente al grupo. Y a Manley le ha tocado este mismo miércoles la responsabilidad de presentar unos resultados de la compañía que han evidenciado los desafíos a los que se enfrenta Fiat.

La compañía rebajó sus previsiones de ingresos y beneficios en 2018 después de anunciar que el beneficio neto se redujo un 1% en el primer semestre del año, hasta los 1.775 millones de euros, afectado por las débiles cifras de ventas en China, en un entorno de elevada competencia internacional en el sector del motor. Y precisamente ha sido Jeep una de las claves de las cuentas que decepcionaron al mercado.

La compañía ha rebajado sus objetivos de ingresos y beneficios en sus primeros resultados post Marchionne

El objetivo de Fiat Chrysler es duplicar sus ganancias en los próximos cinco años, una meta que pasa por extender la presencia de Jeep en el mayor mercado automovilístico del mundo, para lo que lanzó este último trimestre el Jeep Grand Commander, orientado al usuario chino. Sin embargo, esto no impidió una reducción de las ventas en el mercado chino a la que también contribuyó Masserati, debido a que las expectativas de reducción de impuestos llevaron a los consumidores a retrasar sus compras.

Estos decepcionantes datos se unen a la incertidumbre generada por la muerte de Marchionne para disparar las dudas de los inversores. «Marchionne es el hombre que hizo el grupo automovilístico tal como lo conocemos hoy. Es difícil imaginar FCA y Ferrari sin él y sin su estilo único de liderazgo», observa Carlo Alberto de la Casa, analista jefe de ActivTrades.

Esa influencia se dejó notar en el mensaje lanzado este miércoles por Manley y el director financiero de la compañía, Richard Palmer, quienes aseguraron que Marchionne habría tomado la misma decisión de rebajar los objetivos de ingresos y beneficios dada la situación de mercado. Pero los nuevos gobernantes de la empresa tienen por delante un duro reto para hacerse merecedores de la confianza que su predecesor se había ganado entre los inversores. La buena senda bursátil del grupo de automoción en los últimos años aparece ahora seriamente amenazada.

De hecho, el adiós a Marchionne también se ha dejado notar sobre las acciones de Ferrari, la otra compañía del grupo cuyo rumbo regía el prestigioso directivo. El fabricante de vehículos de lujo restaba este miércoles cerca de un 2,5% y acumula un retroceso próximo al 7% en las tres sesiones de la semana, desde que Marchionne fue relevado. Exor, el hólding inversor de la familia Agnelli, también registra este miércoles descensos superiores al 4% y acumula recortes semanales que rondan el 6%.

Comentar ()