En espera de la reunión mañana del ministro de Fomento, José Luis Ábalos, con las principales asociaciones y federaciones del Taxi, hoy los taxistas han decidido mantener una posición común y continuar la huelga. A las protestas de los taxis de Barcelona y Madrid se han sumado de otras comunidades como Andalucía, País Vasco y Valencia, además de La Rioja, donde la jornada se ha desarrollado sin incidencias.

Barcelona y Madrid son las ciudades más afectadas por los paros, que se iniciaron en la ciudad condal el miércoles y el jueves pasados y que dieron lugar a la convocatoria de huelga indefinida desde ayer, pero las protestas se extienden también a Málaga, Sevilla, Aragón, Valencia, Alicante, Baleares y País Vasco,.

Los taxistas de Barcelona han mantenido hoy su pulso con Fomento y han ratificado la huelga, mientras reclaman soluciones urgentes antes de abandonar el centro de la ciudad y despejar los accesos al aeropuerto de El Prat. En la asamblea celebrada esta mañana los taxistas han advertido de que «intensificarán» las protestas, que comenzaron el pasado día 25, si Fomento no mueve ficha mañana en la reunión que mantendrá con las principales organizaciones del taxi, mañana en Madrid.

Y desde la Generalitat, el director general de Transportes, Pere Padrosa, les ha pedido que desalojen la Gran Vía como gesto de buena voluntad negociadora. En Madrid, las asociaciones nacionales de taxistas han acordado una «posición común» para la viabilidad del sector y han pactado seguir con las movilizaciones hasta que el Gobierno central muestre su «firme voluntad» de realizar cambios normativos.

Barcelona

Los conductores de más de 1.700 taxis que bloquean la Gran Via de Barcelona y parte del Passeig de Gracia desde el viernes han anunciado que cortarán la frontera si no prosperan las negociaciones con el Ministerio de Fomento, con quien se reunirán este lunes a las 12.00 horas en Madrid.

El portavoz de Élite Taxi, Alberto Álvarez, ha explicado este domingo a los medios que acudirán a la reunión con dos reivindicaciones: «el blindaje de la licencia urbana tiene que salir este viernes en el próximo Consejo de Ministros por Decreto Ley y, por otro lado, la transferencias de competencias a las Comunidades Autónomas».

Ha manifestado que con esas dos concesiones se acabaría el conflicto, pero que, en caso contrario, están dispuestos a cortar la frontera norte junto con la colaboración del sector de los camioneros, y también han contemplado hacer lo mismo con el puerto: «Nadie nos va a tomar el pelo y al sector del taxi lo va a respetar todo dios», ha añadido justo antes de subirse al taxi rumbo a Madrid.

Reunión de la Federación

Por su parte, la Federación Española del Taxi, Fedetaxi, ha pedido que la propuesta de Fomento de transferencia a las comunidades de las competencias para otorgar nuevas licencias de alquiler de vehículos con conductor (VTC) «sea vinculante y consensuada para todas las administraciones implicadas».

Esta es una de las exigencias que la Federación plantea al Ministerio de Fomento, que ha adelantado al próximo miércoles la Conferencia Nacional del Transporte, prevista para septiembre, y en la que el Gobierno propondrá transferir a las comunidades las competencias para otorgar nuevas licencias de VTC.

Una decisión adoptada después de que los taxistas de Barcelona y Madrid hubieran convocado el sábado una huelga indefinida para pedir que no se autoricen nuevas licencias VTC.

Exigirán a Fomento que el acuerdo marque expresamente el contenido de las licencias

El Ministerio de Fomento ha citado el próximo lunes a las 12.00 horas a las principales asociaciones del sector, entre ellas, a Fedetaxi, el martes el encuentro será con las asociaciones de las VTC, y el miércoles ha convocado la Conferencia Nacional del Transporte.

Como ha explicado Fedetaxi en un comunicado, la Federación exigirá a Fomento que el acuerdo «marque expresamente cuál va a ser el contenido básico de las licencias autonómicas o urbanas a implantar», en tanto que ha solicitado «medidas procompetitivas para el taxi», que permitan al sector ofrecer un mejor servicio a los usuarios.

«El modelo no puede quedar en el aire o todo esto no habrá servido para nada», ha dicho la Federación, para quien el acuerdo que se alcance el miércoles debe incorporar si las licencias autonómicas o urbanas se van a remitir a las reglas de las VTC nacionales, o van a tener reglas propias, y cuáles.

«Es imprescindible que este acuerdo se produzca en este momento y no pueda diferirse al futuro. Si no es así, solo (y no es poco) se habrá solucionado el conflicto de Barcelona», pero se estarán abriendo 17 nuevos conflictos en las comunidades o cincuenta más en las ciudades, ha advertido la Federación.

Fedetaxi no va a consentir que el problema se cierre en falso y que se cree otro mayor, ha añadido. Igualmente, ha defendido que las reformas legales exigidas hasta ahora por los taxistas son «legítimas y convenientes», pero «insuficientes» para solucionar el problema más allá de Barcelona, por lo que en muchas otras ciudades, el taxi también se ha parado.

En el comunicado, Fedetaxi se ha mostrado «en contra cualquier solución unilateral que atribuya una competencia sin ser previamente pactada por todas las fuerzas políticas y del taxi». También ha dicho estar «absolutamente en contra de cualquier acto violento o mafioso».