La Obra Social la Caixa ha concedido este año 3,6 millones de euros para financiar 152 proyecto que fomenta la inserción laboral de colectivos vulnerables: más de 18.000 personas, la mayoría jóvenes en situación o riesgo de exclusión, personas inmigradas, personas discapacitadas, parados de larga duración y mujeres con graves problemáticas sociales, serán las beneficiarias de estas ayudas.

Esta convocatoria de Inserción Sociolaboral forma parte del Programa de Ayuda a Proyectos de Iniciativas Sociales que impulsa anualmente la Obra Social ‘la Caixa’ y que para este año prevé una inversión global de 18,5 millones de euros en proyectos que atienden a diferentes ámbitos, informa la fundación en un comunicado.

Los proyectos que han logrado financiación en la convocatoria de Inserción Sociolaboral cuentan con el apoyo e implicación de 1.492 empresas de toda España a través de las cuales se obtendrán 3.746 inserciones con el objetivo de lograr la integración en el mercado laboral ordinario de aquellas personas con discapacidad o en situación de vulnerabilidad social.

Con ese propósito, los proyectos se centrarán en cinco grandes ámbitos de actuación: itinerarios personalizados de acompañamiento a las personas durante el proceso de inserción y adaptación en el puesto de trabajo, formación para la mejora de la ocupabilidad, prospección de ofertas de trabajo en el mundo empresarial para personas en situación de vulnerabilidad, apoyo a las empresas de inserción y a los centros especiales de trabajo para la creación de nuevos puestos de trabajo y promoción de la autoocupación para colectivos vulnerables.

Voluntariado

Según explica la Fundación Bancaria la Caixa, a la hora de seleccionar los proyectos para esta convocatoria se han priorizado aquellas propuestas que apuestan por la formación para la mejora de la empleabilidad, incluyendo la segunda oportunidad educativa, la prospección de ofertas de trabajo en el mundo empresarial para personas en situación de vulnerabilidad, los itinerarios personalizados de acompañamiento a las personas durante el proceso de inserción y adaptación al nuevo puesto de trabajo, la promoción de la autoempleabilidad y el apoyo a las empresas de inserción y los centros especiales de trabajo que contribuyen en el fomento de la ocupación.

La implicación del voluntariado en el desarrollo de las acciones propuestas ha sido otra de las características más valoradas en el proceso de selección, apuntan desde la Obra Social ‘la Caixa’. En este sentido, el 89% de los proyectos escogidos implican la participación de voluntarios.

Finalmente, la experiencia de la propia entidad impulsora, así como el análisis de iniciativas similares que ya se están llevando a cabo en un mismo territorio, las necesidades objetivas del tejido empresarial y las oportunidades que ofrece el entorno, una gestión transparente y la propia viabilidad social, técnica y económica del proyecto para garantizar su sostenibilidad futura han sido también aspectos determinantes a la hora de puntuar las propuestas.

Respeto y dignidad

Además de evaluar los objetivos, la metodología y el impacto previsto, la Fundación Bancaria ‘la Caixa’ pone especial énfasis en aquellos proyectos que promueven el respeto y la dignidad de las personas, y que toman tiempo en conocer a cada individuo, potencian sus intereses y su capacidad de elección e implicación.

«El empoderamiento de las personas destinatarias como agentes activos de cambio es crucial en el diseño, el desarrollo y la evaluación de las actividades. Sólo así se consigue un planteamiento integral, con una perspectiva holística de la persona», afirman desde la Obra Social ‘la Caixa’.

El presidente de la Fundación Bancaria ‘la Caixa’, Isidro Fainé, ha destacado el compromiso de la entidad con el Programa de Ayudas a Proyectos de Iniciativas Sociales como «uno de los pilares para dar respuesta a las necesidades y carencias de la sociedad de hoy, especialmente aquellas que inciden de manera severa en los colectivos más desfavorecidos y vulnerables».