// TODO: Revisar qué hace the_post_thumbnail_creditos Cinco personas con varias bolsas.

Cinco personas con varias bolsas. iStock

Economía

Palencia, Logroño o Cáceres: ¿cuáles son las ciudades españolas más asequibles?

Alquileres por 354 euros, billetes de bus por 0,64 o entradas de cine por 4,70 euros son algunos de los precios que podemos encontrar en las urbes más baratas de España

La incesante escalada en los precios de la vivienda y del alquiler hasta sumas prohibitivas en capitales como Madrid y Barcelona ha extendido la creencia de que vivir en España es una verdadera ruina. De hecho, la capital española y la ciudad condal tenían un puesto garantizado entre las 20 ciudades más caras de Europa, en un ránking realizado por la revista británica ‘The Economist’ el pasado año.

Pero vivir en España no sólo se resume en Madrid y Barcelona. Los precios bastante menos abultados de alquiler, ocio, transporte, alimentación o impuestos presentes en muchas ciudades españolas provoca que, a efectos prácticos, España sea uno de los países del bloque comunitario con el nivel de vida más asequible. Así lo constata un análisis de SpotaHome, del que se desprende que vivir en España cuesta unos 818 euros mensuales, un 11% menos que la media del resto de países, situada en torno a los 920 euros. Pero, ¿en qué ciudades españolas encontramos los precios más asequibles?

De acuerdo con un reciente análisis del portal Kelisto.es que examina y compara lo que deben pagar los usuarios por el mismo producto o servicio en función de la ciudad en la que se encuentren, Palencia es la ciudad española más barata -con un nivel de vida general que se sitúa un 30,06% por debajo de la media española-, seguida de Melilla (-17,13%) y Lugo (-16,94%).

Al ‘top 3’ le siguen Logroño (-16,72%), Teruel (-14,71%), Cáceres (-13,44%), Zamora (-12,98%), Ávila (-12,18%), Soria (-11,10%) y León (-10,24%), unas cifras obtenidas mediante la comparación de datos de 50 capitales de provincia –además de Ceuta y Melilla- respecto al gasto medio en cada una de ellas de productos relacionados con la vivienda, impuestos, cesta de la compra y ocio, entre otras variantes.

De hecho, si comparamos el gasto de las ciudades más baratas de España con los ingresos medios de sus habitantes, nos encontramos que, por ejemplo Teruel, Zamora o Cáceres se sitúan entre las ciudades con menor renta entre sus habitantes y los del resto del país, lo que justificaría los precios más bajos, ocupando las posiciones 48, 43 y 42, respectivamente.

No obstante, en el índice de las más económicas también figuran urbes donde, además de contar con la oferta más asequible en cuanto a productos y servicios, los ingresos anuales de sus habitantes son bastante elevados. Así, la renta de los melillenses ocupan la novena posición, con una media de 26.519,32 euros anuales; Logroño, con 25.581,16 euros y la decimoctava posición; o León, la décima ciudad más barata de España y donde sus habitantes cobran, de media, 25.474, 71 euros por ejercicio.

Asimismo y como no podía ser de otra manera, las cinco capitales donde cuesta más cubrir las necesidades básicas, son, en orden, Barcelona, San Sebastián, Madrid, Palma de Mallorca y Valencia, si bien los donostiarras ocupan la primera posición en cuanto a retribución media anual: 30.640,72 euros.

Pero más allá del cómputo global, el ránking de las más baratas y las más caras varía en función del producto o servicio ofrecido.

Cesta de la compra

La cesta de la compra de las diferentes ciudades no varía de forma significativa, si bien el precio más económico se localiza en Sevilla y el más alto en Las Palmas de Gran Canaria, con una diferencia de precios del 12,5% entre ambas, tomando como base el precio global de la cesta de la compra a nivel nacional (4.480 euros al año).

Junto a Sevilla, donde el coste anual para hacer la compra se queda en los 4.242,12 euros, (un 5,32% menos respecto a la media nacional), León y Jaén también son las capitales de provincia donde más barato sale ir al supermercado, con 4.290,84 euros cada una.

Kelisto también compara el precio de productos básicos como el pan o la leche en función del lugar de la geografía española y, en este sentido Córdoba y Lleida se llevan el gato al agua. Así, de nuevo una ciudad andaluza vuelve a registrar el precio medio más bajo para un litro de leche (0,69 euros) mientras que la metrópoli catalana sigue los mismos pasos con los 43 céntimos que cuesta una barra de pan allí, un 48,19% por debajo de la media (0,83 euros).

Ocio y transporte

Una de las ofertas de ocio más clásica y habitual es la de disfrutar del séptimo arte, una actividad que puede vaciar más o menos nuestro bolsillo en función de la localidad en la que esté ubicado el cine. Con una media de 6,96 euros por entrada, Albacete es la ciudad más asequible para pasar una velada de estas características, un precio que contrasta con los 9,62 euros de la capital española. Además, Cáceres, Zamora o Teruel se apuntan a la lista donde más barato resulta comprar una entrada, con 5,50, 5,90 y 6,50 euros, respectivamente.

Salir a tomar una cerveza es también una de las actividades favoritas del tiempo libre de los españoles. Así, una cerveza de 0,5 litros te saldrá mucho más barata si quedas con tus amigos en Badajoz, Burgos, Soria o Cádiz (1,25 euros) que si haces lo propio en Madrid (2,95 euros de media).

Ir a cenar a un restaurante con vino incluido es también bastante asequible en Huesca (35 euros de media) o Cáceres (39 euros), un precio que sube si cenamos en Ibiza (59 euros) o Zaragoza (58 euros), según apunta Tripadvisor.

Además, para llegar al cine o al bar tendremos que optar, en la mayoría de las ocasiones, por el transporte público o privado. En este sentido, de nuevo Lugo, Palencia y Cáceres son las ciudades con los billetes de bus más baratos (0,64 y 0,70 euros, respectivamente) frente a la media nacional situada en el euro con 20 céntimos.

Si por el contrario se opta por el transporte privado, Lugo y Ourense son las ubicaciones donde coger un taxi es más barato; y respecto a la gasolina, los precios más económicos se localizan en Melilla y Santa Cruz de Tenerife.

Impuestos y vivienda

Las diferencias más acusadas entre las urbes las encontramos en materia fiscal. De hecho, en lo referido al Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI) la diferencia es abismal entre Soria, la ciudad que más paga y Pamplona, la que menos, anotando una distancia del 563,2%. Es decir, que mientras los pamplonicas pagan 22,99 euros anuales de IBI, los sorianos desembolsan 152,46 euros, un 71,38% más que la media española fijada en los 88,96 euros anuales.

Respecto a otros impuestos como el referente a vehículos de tracción mecánica o el de recogida de residuos urbanos, las ciudades que soportan un gasto menor son Melilla y Ceuta por el primero; y Bilbao y Palencia por el segundo.

En lo referente a la vivienda, España se sitúa entre los países europeos donde alquilar un apartamento tipo de hasta dos habitaciones y ubicado en el centro de una ciudad tiene un precio medio más elevado: 622 euros  mensuales, según SpotaHome.

De nuevo, Lugo y Teruel son las ciudades más económicas para alquilar una vivienda de unos 80 metros cuadrados, donde cuesta 354 euros y 358 euros, respectivamente.  Pero no son las únicas, ya que según apunta un estudio de Vivus, en Castellón de la Plana, Cáceres o Zamora se pueden encontrar alquileres de entre 250 y 400 euros.

En este sentido, si lo que queremos es adquirir una vivienda, los compradores se encontrarán con que Jaén (86.304 euros de media) o Ávila (91.360 euros) son las más asequibles, unas cifras que contrastan enormemente con la media de 357.360 euros de Barcelona o los 282.504 euros de Madrid.

logo
Palencia, Logroño o Cáceres: ¿cuáles son las ciudades españolas más asequibles?