Economía | Empresas

Moody's rebaja el rating de Dia a niveles de 'bono basura' por la debilidad de su negocio

La agencia rebaja dos escalones la nota de la compañía de supermercados y abre la puerta a una próxima bajada adicional, por la mala situación del grupo

El naufragio de Dia se lleva el 83% de su valor en 15 meses y siembra de dudas su futuro.

Interior de un supermercado del Grupo Dia. EFE

Dia ha disfrutado este jueves de una jornada de respiro en los mercados bursátiles. Después de ceder casi un 60% de su valor en ocho sesiones consecutivas de caídas, las acciones del grupo de supermercados remontaron cerca de un 6%, permitiéndole situarse por un día como el mejor valor del Ibex.

Sin embargo ese alivio -ya de por sí escaso frente a los castigos acumulados en los últimos 15 meses- ha resultado efímero, ya que esta misma tarde la agencia de calificación Moody’s ha asestado un nuevo golpe a la compañía que dirige Antonio Coto. La agencia ha comunicado su decisión de rebajar el rating de Dia dos escalones, desde Baa3 hasta Ba2, lo que implica una calificación por debajo del grado de inversión o, como se conoce popularmente, de bono basura.

Moody’s, que además ha situado la nota que otorga a Dia en revisión para una posible rebaja adicional, justifica su decisión por la reciente rebaja de las expectativas de beneficios del grupo. «Nuestra decisión de rebajar las calificaciones de Dia y colocarlas bajo revisión refleja la opinión de Moody’s de que las ganancias caerán significativamente en 2018 y 2019, debido a la pérdida de cuota de mercado en España y la depreciación de la moneda en los mercados emergentes, lo que eleva el apalancamiento muy por encima de nuestras expectativas para una calificación de grado de inversión», explica Vincent Gusdorf, analista de la agencia.

Además, la agencia no confía en una pronta mejora de la situación del grupo español de supermercados, ya que «la revisión de las estimaciones resalta las debilidades en el modelo de negocio y en la gobernanza de Dia, lo que probablemente dificultará que Dia recupere su posición competitiva y mejore su desempeño operativo en el futuro», advierte.

La agencia duda de la capacidad de Dia para recuperar su posición competitiva en el futuro inmediato

La agencia, que da por hecho un brusco deterioro del negocio de Dia a lo largo del presente ejercicio, tampoco se muestra confiada en que la compañía pueda compensar la caída de los ingresos con una restricción de los costes.

«Aunque es probable que el flujo de efectivo mejore en 2019 porque Dia pretende ahorrarse su dividendo y podría reducir su gasto de capital, esperamos que el flujo de efectivo libre siga siendo negativo. Además, Moody’s cree que cualquier recorte de gastos de capital no será sostenible, ya que Dia enfrenta el desafío de reposicionar su cartera de tiendas para detener las pérdidas de cuota de mercado en un momento en que Mercadona y Lidl están invirtiendo significativamente», advierten.

Con todo esto sobre la mesa, Moody’s indica que estará atenta a cuestiones como la capacidad de Dia para estabilizar sus ganancias, su perfil de liquidez, la generación de flujo de efectivo y la trayectoria de apalancamiento y la política financiera de la empresa para abordar cualquier nueva decisión sobre la calificación de la compañía.

En los últimos días, tras el anuncio de la compañía de una brusca rebaja en sus objetivos de beneficio en 2018, han sido varias las casas de análisis que han puesto en cuestión la capacidad de Dia de remontar el vuelo y firmas como Banco Sabadell han advertido de que el grupo podría tardar varios años en recuperar el dividendo y aún así podría enfrentarse en dificultades para afrontar sus vencimientos de deuda de 2019, lo que podría obligarle a ejecutar una ampliación de capital.

Comentar ()