Economía

Bruselas duda del ajuste estructural propuesto por Hacienda y exige más detalles

La carta enviada al Gobierno advierte de que el incremento del gasto previsto casi triplica el límite marcado por la UE

El comisario europeo de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici.

El comisario europeo de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici. EFE

La Comisión Europea duda de que España sea capaz de llevar a cabo un ajuste estructural del déficit público del 0,4% del PIB, como recoge el Plan Presupuestario de 2019 remitido el pasado lunes a Bruselas.

Así lo pone de manifiesto en la misiva remitida por el director general de Asuntos Económicos de la Unión Europea, Marco Buti, al director general del Tesoro, Carlos San Basilio, en la que de entrada asegura que el documento elaborado por el Gobierno de España «no ofrece una imagen completa de las medidas planteadas».

Exige, en ese sentido, «proporcionar a la Comisión Europea toda la información necesaria sobre las diversas medidas, especialmente en lo que respecta a su impacto presupuestario, para facilitar la evaluación».

No obstante, advierte de que el incremento nominal de los gastos planteado por el Gobierno, en términos netos y sin contar los intereses de la deuda, es del 1,7% para el conjunto de las administraciones. Supone unos 1.000 millones y está por encima del máximo recomendado por la Comisión siguiendo la regla de gasto europea en la última recomendación a España del 13 de julio, del 0,6%.

Añade que el esfuerzo estructural planificado en 2019 asciende al 0,4% del PIB, por debajo del ajuste del 0,65% del PIB. El Gobierno ha sostenido en todo momento que las normas europeas permiten cierta flexibilidad en este caso una vez el déficit es inferior al 3%. Sin embargo, la Comisión Europea insiste en la carta que, más allá de esa cuestión, «según la información limitada disponible, no podemos excluir el riesgo de alguna desviación del esfuerzo requerido».

Bruselas se fija en las formas

Por otro lado, la carta de Bruselas también hace referencia a las formas empleadas por el Gobierno para desvelar sus planes presupuestarios. Al respecto, señala: «tomamos buena nota de que la presentación del proyecto de Ley de Presupuesto 2019 al Parlamento español no se realizó en paralelo con la presentación del Plan Presupuestario a la Comisión Europea».

Por ello, señala que «si hubiera diferencias sustanciales entre el Plan y el proyecto de ley de Presupuestos finalmente presentado al Parlamento», el Gobierno debería presentar lo antes posible un Plan Presupuestario actualizado a la Comisión Europea.

Dicho esto, la misiva insta al Gobierno a resolver todas estas dudas antes del próximo 22 de octubre para poder emitir una opinión definitiva sobre sus planes presupuestarios.

La respuesta del Gobierno

En una breve nota tras conocerse el contenido de la carta de Bruselas, el Ministerio de Economía ha señala que, a diferencia de años anteriores, en que las cartas fueron firmadas por el Vicepresidente y el Comisario y enviadas al Ministro de Economía», en este caso se trata de un «documento técnico en el que se requiere determinada información con el fin de facilitar el análisis de los servicios de la Comisión».

Sobre el ajuste estructural requerido, Economía señala que el escrito de Bruselas «toma nota» de que el Plan Presupuestario español contempla un ajuste estructural de 0,4% del PIB, y añade que, «si bien está por debajo del 0,65% recomendado por las instituciones comunitarias, se sitúa dentro de los márgenes de flexibilidad previstos por el Pacto de Estabilidad y Crecimiento».

El departamento que dirige Nadia Calviño añade que enviará la información solicitada en tiempo y forma y que, entre ella incluirá el escenario presupuestario inercial en ausencia de medidas y el detalle de los anteproyectos de Ley sobre la tasa sobre los servicios digitales y las transacciones financieras aprobados este viernes en el Consejo de Ministros.

Comentar ()