Economía

La entrega de miles de viviendas nuevas, en el aire por la sentencia del Supremo

Los analistas de Bolsa advierten de retrasos en la entregas de casas en promoción por el aplazamiento de la firma de hipotecas / Las grandes inmobiliarias niegan un impacto significativo

logo
La entrega de miles de viviendas nuevas, en el aire por la sentencia del Supremo
Promoción inmobiliaria de Gestilar.

Promoción inmobiliaria de Gestilar. EP

Resumen:

La incertidumbre en torno a los costes hipotecarios amenaza la entrega de miles de viviendas que las promotoras inmobiliarias planean entregar al cierre de año. El ajuste de la estrategia comercial que acometerán los bancos si son ellos -y nos los clientes, como dicta la ley hasta ahora- los que han de hacer frente al impuesto de Actos Jurídicos Documentados (AJD) podría dilatar la firma de hipotecas previstas en las próximas semanas.

“La resolución del impuesto podría obligar a los bancos a posponer la firma de nuevas hipotecas con clientes, lo que podría ocasionar posibles retrasos en las entregas durante el trimestre hasta que se resuelva el fallo”, señalan los analistas de la firma de inversión Alantra.

“Neinor sería la compañía más afectada, ya que concentra dos terceras partes de las entregas anuales en este trimestre, en torno a 600 unidades que representan un margen bruto de 50 millones de euros. Metrovacesa, por su parte, está sujeta a menores retrasos, ya que tiene este trimestre aproximadamente el 50% de las entregas, equivalente a 250 unidades y en torno a 15 millones de euros de margen bruto. Aedas prevé desprenderse en este periodo del 40% de las entregas de 2018, unas 100 viviendas que suponen un margen de 10 millones”, explican los analistas de Alantra.

La incertidumbre en torno a los costes hipotecarios por la polémica sentencia del Tribunal Supremo amenaza la entrega de miles de viviendas que las promotoras inmobiliarias planean entregar al cierre de año.

El ajuste de la estrategia comercial que acometerán los bancos si son ellos -y nos los clientes, como dicta la ley hasta ahora- los que han de hacer frente al impuesto de Actos Jurídicos Documentados (AJD) podría dilatar la firma de hipotecas previstas en las próximas semanas. En torno a 60.000 nuevas hipotecas están en el limbo a la espera de que el Alto Tribunal se pronuncie el 5 de noviembre.

“La resolución del impuesto podría obligar a los bancos a posponer la firma de nuevas hipotecas con clientes, lo que podría ocasionar posibles retrasos en las entregas durante el trimestre hasta que se resuelva el fallo”, señalan los analistas de la firma de inversión Alantra.

La firma de inversión Alantra señala que Aedas, Metrovacesa y Neinor entregan este trimestre entre el 40% y el 66% de las viviendas que salen este año

Los expertos analizan el potencial impacto de las inmobiliarias cotizadas. “Neinor sería la compañía más afectada, ya que concentra dos terceras partes de las entregas anuales en este trimestre, en torno a 600 unidades que representan un margen bruto de 50 millones de euros. Metrovacesa, por su parte, está sujeta a menores retrasos, ya que tiene este trimestre aproximadamente el 50% de las entregas, equivalente a 250 unidades y en torno a 15 millones de euros de margen bruto. Aedas prevé desprenderse en este periodo del 40% de las entregas de 2018, unas 100 viviendas que suponen un margen de 10 millones”, explican los analistas de Alantra.

Éstos señalan que si la decisión del Supremo se aplicara de manera retroactiva, los promotores inmobiliarios, al igual que los particulares, podrían solicitar que les devuelvan los impuestos que abonaron en concepto de Actos Jurídicos Documentados.

Las grandes promotoras, por su parte, rechazan que los ajustes vayan a afectares significativamente. Desde Metrovacesa consideran que “aún es pronto para saber qué incidencia puede tener la sentencia del Supremo en las entregas, pero no prevemos que sean significativos en el medio y largo plazo”.

Neinor: “A medio y largo plazo, el pago por parte de los bancos será inocuo porque el impuesto se transferirá al coste final de la operación”

Juan Velayos, consejero delegado de Neinor, opina que “el impacto no es relevante porque una parte muy importante de nuestros clientes se subroga y esa parte no se ve afectada”.  Asegura que entregarán en plazo las viviendas previstas.

Sobre el cambio de criterio del Supremo, considera que “la situación es altamente preocupante, ya que este tipo de decisiones debería adoptarse en todo momento con una reflexión seria y rigurosa”. “Confiamos en que la sentencia del día 5 arroje luz sobre el proceso y se adopte una solución coherente y lógica que contribuya a consolidar la recuperación en la que ahora mismo se encuentro el sector”, añade. “Además, a medio y largo plazo será una medida inocua, pues en último término el coste se transferirá de un modo u otro al coste final de la operación”, concluye.