Inmobiliarias

Más Noticias

La rebelión de Idealista

El portal inmobiliario, investigado por la CNMC junto a otras seis empresas, se revuelve contra aquellos que le acusan de pactar los precios de la vivienda: "¡Pero quién se puede creer semejante tontería!"

Los bancos no quieren pisos

El sector inmobiliario español viene experimentando una cierta desaceleración en su crecimiento de los últimos dos años. En el año 2019 la desaceleración ha sido algo más pronunciada de lo […]

Descripción:

Desde mediados de los años 80 hasta aproximadamente 2007 las inmobiliarias españolas estuvieron en plena expansión de negocio. Ese año empezó en EEUU y se expandió por Occidente cual gangrena la crisis de las hipotecas subprime -muy extendidas en España-, créditos para comprar una vivienda con elevado riesgo.

En el primer trimestre de 2008, las constructoras españolas vieron caer sus ventas en picado, y esa caída empezó a traducirse en destrucción masiva de empleo y, a la larga, en problemas para las entidades financieras. Toda esta coyuntura está en el origen de la Crisis Económica en España (2008-2015).
A partir de 2015 y con muchas de las constructoras desaparecidas, el negocio inmobiliario comenzó a registrar alzas después de una gran caída de los precios. Hoy es un sector más profesionalizado al quedar pocos actores y su evolución es asimétrica (burbuja de alquileres en grandes capitales, precios estables fuera de las urbes).