Economía | Funcionarios

Los funcionarios del Estado dispondrán de 11 días al año para el cuidado de hijos o mayores

Las ausencias deberán justificarse y habrán de ser devueltas en los tres meses siguientes

logo
Los funcionarios del Estado dispondrán de 11 días al año para el cuidado de hijos o mayores
Empleados públicos en una oficina de la Agencia Tributaria.

Empleados públicos en una oficina de la Agencia Tributaria. EFE

Resumen:

Los más de medio millón de efectivos de la Administración General del Estado (AGE) podrán disponer de 11 días al año para poder atender y cuidar de sus mayores, discapacitados hasta el primer grado de consanguinidad o afinidad e hijos menores, según el acuerdo alcanzado por los sindicatos de la función pública --CSI-F, UGT y CCOO-- y el Ministerio de Política Territorial, que incluye además la equiparación de los permisos de maternidad y paternidad en 16 semanas en un horizonte de tres años. Todos estos asuntos, que han sido ratificados esta tarde en la reunión de la Mesa de Negociación de la AGE en la que han estado presentes la ministra de Política Territorial y Función Pública, Meritxell Batet, y los representantes sindicales,  afectarán a todo el personal --funcionario, estatutario y laboral-- de la AGE, incluidos organismos y entes públicos. Con todo, el sindicato CSI-F mantiene una posición crítica y sigue reclamando el permiso de paternidad de 20 semanas, en línea con el que firmó con la Junta de Andalucía. "No puede ser que en un mismo país haya hijos que disfruten de sus padres 40 semanas y otros solo 32", comenta el sindicato en una nota.

Los más de medio millón de efectivos de la Administración General del Estado (AGE) podrán disponer de 11 días al año para poder atender y cuidar de sus mayores, discapacitados hasta el primer grado de consanguinidad o afinidad e hijos menores, según un acuerdo alcanzado por los sindicatos de la función pública —CSI-F, UGT y CCOO— y el Ministerio de Política Territorial, que se suma a otro para la equiparación de los permisos de maternidad y paternidad en 16 semanas en un horizonte de tres años.

Todos estos asuntos, que han sido ratificados esta tarde en la reunión de la Mesa de Negociación de la AGE en la que han estado presentes la ministra de Política Territorial y Función Pública, Meritxell Batet, y los representantes sindicales,  afectarán a todo el personal –funcionario, estatutario y laboral– de la AGE, incluidos organismos y entes públicos.

Con todo, el sindicato CSI-F mantiene una posición crítica y sigue reclamando el permiso de paternidad de 20 semanas, en línea con el que firmó con la Junta de Andalucía. «No puede ser que en un mismo país haya hijos que disfruten de sus padres 40 semanas y otros solo 32», comenta el sindicato en una nota.

CSIF también reclama que se desarrolle la posibilidad de realizar jornada continua para el cuidado de hijos menores  de 12 años y con discapacidad; y que se extienda el sistema de bolsa de horas para el cuidado de nietos y abuelos (consanguinidad en segundo grado), tal y como ocurre también en Andalucía.

Avances en conciliación

 

El primer paso la obtención de 11 días para conciliar se dio el pasado 9 de marzo, cuando las centrales y el entonces Ministerio de Hacienda y Función Pública firmaron el II Acuerdo para la mejora del empleo público y las condiciones de trabajo, en el que el plato fuerte era un incremento salarial a tres años cercano al 8%.

Aquel documento incluía también la posibilidad de reservar una bolsa de horas de libre disposición equivalente al 5% de la jornada anual para poder conciliar la vida laboral y la familiar. Sin embargo, este extremo no quedaba del todo desarrollado y se dejaba su concreción al albur de la negociación colectiva en cada uno de los ámbitos y niveles de la Administración.

Pues bien, los sindicatos de la función pública y los representantes de la Administración Central, reunidos en la Comisión Técnica de Igualdad para negociar los acuerdos para la equiparación de los permisos de paternidad y maternidad comprometidos por el PSOE con Unidos Podemos, también revisaron la pasada semana cómo trasladar al Estado las medidas de conciliación que contenía el acuerdo de marzo.

Como resultado, las partes han dado un paso importante para los funcionarios del Estado. A la espera de lo que se haga en comunidades autónomas o ayuntamientos, estos empleados podrán disponer de ese 5% de la jornada anual de forma acumulable, lo que incluye también días completos. No obstante, este caso será excepcional, según avanzan fuentes cercanas a las negociaciones.

Por ello, los funcionarios que quieran disponer de estos días para la conciliación tendrán que presentar una declaración responsable que los justifiquen.

Habrá que devolver los días

En tanto que cada administración pacta su jornada anual y que en el caso del Estado el último acuerdo la fija en 1.642 horas para este año, la excepción pactada permitiría disponer de alrededor de 11 días al año.

Habrá que recuperar las horas o los días en los tres meses siguientes

No obstante, en el acuerdo de marzo se señalaba que todos estos periodos (tanto horas como días) habrán de ser recuperados, es decir, devueltos por el trabajador en el periodo de tiempo que así se determine. En el caso del Estado, este plazo será de tres meses desde el momento del uso de esas horas, que además, una vez devueltas, no se podrán reintegrar en la bolsa inicial.

Por otro lado, el acuerdo que se está ultimando precisa que es esta una medida de flexibilidad horaria, por lo que en ningún caso sustituye a los permisos existentes ni a licencias en esta materia.

Permisos de paternidad de 16 semanas

Por otro lado, el Ministerio de Política Territorial y los sindicatos de la Función Pública ha puesto sobre el papel el acuerdo alcanzado entre el PSOE y Unidos Podemos en el marco de las negociaciones presupuestarias para equiparar la duración del permiso de paternidad a los permisos por parto o adopción que actualmente disfrutan las madres para avanzar en políticas y medidas en pro de la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres, conciliación y corresponsabilidad.

Tal y como quedó plasmado en dicho acuerdo, la ampliación del permiso de paternidad a 16 semanas se hará de forma progresiva, hasta 2021. En detalle, estos permisos aumentarán de las cinco a las ocho semanas en 2019 y en cuatro semanas adicionales en 2020 y 2021.

Según precisan desde la Federación de Servicios Públicos de UGT (FeSP-UGT), para el año 2019 habrá cuatro semanas de permiso inmediatamente posteriores a la fecha de parto y cuatro semanas disfrutadas de forma ininterrumpida, anteriores o sucesivas al descanso del otro progenitor.

En 2020, el permiso será de 12 semanas, y se repartirán, según los mismos criterios, en cuatro y ocho semanas; y, finalmente, en 2021 el permiso será de 16 semanas, con cuatro y 12 semanas, respectivamente.

Un acuerdo aguado

En lo que respecta a los permisos de paternidad, CSI-F ha denunciado que el Ministerio de Política Territorial ha condicionado la negociación al acuerdo alcanzado con Podemos rebajando el alcance del acuerdo. Así, el año que viene los empleados públicos disfrutarán de ocho semanas de permiso en vez de las nueve que se plantearon al inicio de las conversaciones con los sindicatos.

 

 

 

 

 

Comentar ()