Economía

Santander multiplica hasta por cinco las comisiones que cobra a clientes de Popular

Dispara el cobro de comisiones para operar en mercados de Bolsa y deuda / Da un mes a los clientes de Popular para aceptar las nuevas condiciones o cancelar el contrato

logo
Santander multiplica hasta por cinco las comisiones que cobra a clientes de Popular
Ana Botín, presidenta de Santander.

Ana Botín, presidenta de Santander.

Resumen:

Santander acaba de remitir una carta a todos los clientes del bróker de Popular informándoles de las nuevas tarifas que tendrán que aceptar para continuar operando en el grupo.

Salvo excepciones, las comisiones que aplica el grupo que preside Ana Botín son significativamente más gravosas que las que venían soportando los clientes de Popular, de ahí el malestar que está cundiendo entre muchos de ellos.

Primero en Upday

Santander acaba de remitir una carta a todos los clientes del bróker de Popular informándoles de las nuevas tarifas que tendrán que aceptar para continuar operando en el grupo. Salvo excepciones, las comisiones que aplica el grupo que preside Ana Botín son significativamente más gravosas que las que venían soportando los clientes de Popular, de ahí el malestar que está cundiendo entre muchos de ellos. “Dijeron que iban a mantener las condiciones y, al final, están imponiendo sus precios. Muchos ya estamos buscando otras alternativas para invertir fuera de Santander”, explica un afectado.

El incremento más llamativo se aplica en la intermediación de valores de renta fija española. Popular cobraba un 0,40% sobre el efectivo, con un mínimo de 10 euros, y Santander empezará a cargar un 2% sobre el nominal, con un mínimo de 20 euros. En títulos de deuda extranjera, Popular aplicaba una comisión de 0,65%, con un mínimo de 50 euros, y Santander mantiene el 2%, pero baja el mínimo a 30 euros.

La subida de tarifas genera malestar entre gran parte de la clientela procedente del extinto Popular

Por mantenimiento, custodia y administración de valores en mercados españoles, Popular cargaba un 0,20% y Santander aplica un 0,25%, es decir, un 25% más. También duplica el mínimo de 10 a 20 euros. La misma comisión aplicada a valores internacionales pasa del 0,35% que cobraba Popular al 1% que ahora empezará a cargar Santander, es decir, más del triple. Además, el mínimo también se triplica pasando de 20 a 60 euros.

En cuanto al cobro de dividendos y cupones de valores españoles, Popular cobra un 0,30% con un mínimo de un euro y Santander, un 0,40%, con un mínimo de dos euros. Si los títulos son extranjeros, la factura pasa del 1% al 1,20%, con un pago mínimo que se dispara de cinco a 30 euros.

El coste de la operativa en Bolsa está bastante alineado e, incluso, gana atractivo con las nuevas condiciones. Tanto popular como Santander cobran 0,65% sobre el efectivo en la compra venta de acciones españolas. Popular situaba el mínimo por operación en 19,5 euros y Santander, en 10 euros. Si los títulos son extranjeros, la propuesta de Santander es más atractiva, ya que cobra un 1% sobre el efectivo frente al 1,10% que aplicaba Popular. El mínimo, en esta ocasión, también es menor en Santander (60 euros, frente a 110 euros).

Pese a que Santander había manifestado que mantendría las condiciones comerciales de los clientes procedentes del extinto banco, la realidad es bien distinta y varias líneas de negocio se están viendo afectadas por la integración. Es el caso de la división de banca privada. Tal como publicó El Independiente, los clientes con alto patrimonio de Popular no tenían que hacer frente al pago de comisiones por la depositaría de los fondos internacionales. Sin embargo, ahora han de abonar un 0,36% anual (0,18% semestral) por este servicio. El porcentaje, como todos los servicios de la división de gestión patrimonial, es negociable llegando incluso a eliminarse en algunos casos.