Economía | Empresas

Solarpack ficha a CaixaBank y Société Générale para pilotar su salida a bolsa

Ambos bancos serán los encargados de dirigir la ampliación de capital por valor de 100 millones de euros con la que el grupo fotovoltaico pretende dar el salto al parqué

logo
Solarpack ficha a CaixaBank y Société Générale para pilotar su salida a bolsa
Solarpack ficha a CaixaBank y Société Génerale para pilotar su salida a bolsa.

Planta solar fotovoltaica de Solarpack en Calama (Chile). Solarpack

Resumen:

La bolsa española ya se prepara para recibir un nuevo miembro. Solarpack anunciaba este lunes sus planes para dar el salto al parqué español, confirmando la noticia adelantada por El Independiente a inicios del pasado verano.

El grupo vasco, dedicado a al desarrollo, construcción y operación de proyectos solares fotovoltaicos a gran escala, pretende solicitar próximamente la admisión de sus acciones en las bolsas de valores españolas y su inclusión en el Mercado Continuo, según ha detallado la compañía en una nota de prensa remitida a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

La intención de la compañía que dirige Pablo Burgos es ejecutar su salto al parqué mediante una oferta pública de suscripción (OPS), que consistirá en una ampliación de capital por un valor aproximado de 100 millones de euros que se colocará entre inversores cualificados a nivel nacional e internacional. Y para dirigir la operación el grupo ya ha firmado los servicios de CaixaBank y Société Générale, según fuentes conocedoras de las negociaciones.

Greentech Capital Advisor actuará como asesor financiero de Solarpack y Latham Watkins será su asesor legal

Además, Solarpack contará con el asesoramiento financiero de Greentech Capital Advisor, mientras que Latham Watkins será su asesor legal en el proceso. Por su parte, los bancos implicados en la operación han contratado a Linklaters para para su asesoramiento jurídico.

Con estas cuestiones ya cerradas, se espera que el grupo fotovoltaico inicie a corto plazo el proceso que le conduzca al mercado bursátil, al que aspira a llegar favorecido por el creciente atractivo de las inversiones en energías renovables. No en vano, los dos mejores valores de la bolsa española en 2018 son dos firmas del sector: Audax Renovables y Solaria, que registran ganancias que superan el 140%.

Solarpack, que tiene su sede central en la localidad vizcaina de Getxo, inició su actividad en el año 2005 y cuenta a día de hoy con una elevada diversificación internacional, con presencia en Europa, América del Norte, América Latina, Asia y África. Al cierre del pasado septiembre, la compañía empleaba a 127 personas en 10 países y contaba con participaciones en el capital de 11 proyectos de energía solar fotovoltaica de última generación ubicados en España, Perú, Chile e India, con una capacidad total aproximada de 252 MW (de los cuales 128 MW eran atribuibles a su participación en el capital de dichos proyectos).

La compañía cuenta con participación en 11 proyectos de energía fotovoltaica en España, Perú, Chile e India

La intención de la firma es invertir los fondos obtenidos en la salida a bolsa, principalmente, en la ejecución de la cartera contratada de proyectos que suman 510 MW, en la adquisición de 13 MW de activos operativos en España y en el desarrollo de su cartera adicional de proyectos que totaliza 2,9 GW en todo el mundo. “La oferta será fundamental para el crecimiento de la base de activos operativos de la compañía, e incorporará a nuevos accionistas con una ampliación de capital totalmente primaria”, ha explica el consejero delegado de la compañía, Pablo Burgos.

“Actualmente, la solar fotovoltaica es la tecnología que más potencia nueva instala anualmente en el mundo. Solarpack ofrece a los inversores de los mercados de capitales un vehículo especializado para participar en el crecimiento de esta tecnología líder”, ha añadido.

La salida a bolsa de Solarpack supondría otra prueba de la reactivación del mercado de salidas a bolsa en España, tras un 2018 de escasos movimientos, ante las tensiones que han agitado los mercados financieros globales. El pasado 15 de octubre, Cepsa pospuso la que se perfilaba como una de las mayores salidas a bolsa del mercado nacional en los últimos años. Sin embargo, pocas semanas después la socimi Arima sí lograba llevar a buen término su operación para debutar en el parqué.