Economía | Empresas Rebajará el 'pay out' del 100% al 80% en 2021

Endesa recortará el dividendo pero promete repartir 5.900 millones en cuatro años

La eléctrica prevé que el beneficio neto crezca un 7% de media cada año y aspira a ganar 6.300 millones hasta llegar a 2021.

Sede de Endesa.

Sede de Endesa. Europa Press

Endesa quiere restringir su generosa política de dividendos. La eléctrica lleva años repartiendo todo su beneficio entre sus accionistas (singularmente la italiana Enel, hoy con un 70% del capital) y su objetivo es llegar a 2021 habiendo reducido el porcentaje de ganancias que distribuye del 100% al 80%.

Aún así, la compañía promete una lluvia de millones y repartirá unos 5.940 millones en dividendos en cuatro años, desde este ejercicio y hasta 2021, según la nueva actualización de su plan estratégico que ha hecho pública hoy.

De haber mantenido el tradicional pay out (porcentaje de beneficio destinado a dividendo) del 100%, la compañía habría retribuido a sus accionistas con los 6.300 millones que prevé ganar en esos cuatro ejercicios. Una nueva política de dividendos –un recorte- que representa, según la compañía, un “ajuste al crecimiento futuro”.

Endesa seguirá repartiendo todos sus beneficios en dividendos en 2018, 2019 y 2020, como había prometido hace un año a los inversores. Pero será en 2021 cuando pretende rebajar el pay out hasta el 80% ahora propuesto.

La compañía presidida por Borja Prado mejora su previsión de crecimiento anual de los beneficios, desde un incremento medio del 6% por ejercicio hasta el 7% de la nueva guía. La compañía prevé ganar 1.400 millones de euros este año, 1.500 millones en 2019, 1.600 millones en 2020 y 1.800 millones en 2021. En total, unos 6.300 millones de euros en cuatro años.

En paralelo, Endesa prevé alcanzar este año un beneficio bruto de explotación (ebitda) de 3.400 millones este año, que se elevará hasta los 3.600 millones en 2019 (hasta ahora la previsión para este ejercicio era de 3.500 millones), hasta 3.700 millones de 2020 y escalar hasta los 3.900 millones en 2021.

La italiana Enel ya adelantó ayer un impulso en las inversiones brutas de Endesa hasta los 5.500 millones de euros en el periodo 2019-2021. En términos netos para ese periodo las cifras de la eléctrica española serán de 5.000 millones de euros, ampliándose a 6.400 millones de euros al contabilizar también la inversión del ejercicio 2018.

En esos cuatro años, Endesa destinará 2.000 millones a crecer en energías renovables, unos 1.800 millones de euros a mejorar y ampliar las redes y unos 1.300 millones a la digitalización y a la movilidad eléctrica.

El grupo energético estima un crecimiento de su deuda hasta los 7.600 millones de euros a 2021, frente a los 6.200 millones de euros estimados a 2018, para financiar el crecimiento, aunque con conteniendo su apalancamiento, con un ratio deuda/ebitda de 1,8 veces al final del periodo.

Te puede interesar

Comentar ()