El Banco de España ha sancionado a Bankia con 2,1 millones de euros por dos infracciones tipificadas como graves y otra grave cometidas por BMN, adquirido por el banco nacionalizado. La infracción se refiere a deficiencias en contratos fechados en 2014.

El banco que preside José Ignacio Goirigolzarri, en en su condición de sucesora universal de BMN, se tendrá que hacer cargo del abono de este importe. La sentencia de las sanciones es firme en la vía administrativa.

El supervisor del sector financiero detalla en su web que impone una multa con 900.000 euros por “la realización de actos u operaciones prohibidas por normas de ordenación y disciplina con rango de Ley o con incumplimiento de los requisitos establecidos en las mismas, salvo que tenga un carácter meramente ocasional o aislado”.

Además, impone otros 300.000 por la “realización de actos u operaciones con incumplimiento de las normas dictadas al amparo del número 2 del artículo 29 de la Ley de Economía Sostenible, y, en concreto, con incumplimiento de la Orden 2899/2011 y de la Circular 5/2012 del Banco de España”.

Y, finalmente, otra sanción de 900.000 euros por “la comisión de una infracción grave tipificada en el artículo 5.e) de esta última Ley, consistente en la realización de actos u operaciones con incumplimiento de las normas dictadas al amparo del número 2 del artículo 29 de la Ley de Economía Sostenible, y, en concreto, con incumplimiento de la Orden 2899/2011 y de la Circular 5/2012 del Banco de España”.