El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el presidente chino, Xi Jinping, han abogado este miércoles por revitalizar la relación económica de España con China para abrir un nuevo capítulo de mayor interacción.

Con motivo de la primera reunión formal del Consejo Asesor Empresarial España-China, Sánchez ha apostado por elevar esta relación “a un nuevo nivel” que esté “a la altura” de la nueva realidad de ambos países.

También Xi Jinping ha instado a “escribir un nuevo capítulo aún más brillante” de la colaboración económica y empresarial entre España y China, para entrar en una “nueva era” que beneficie a ambos países.

Sánchez ha destacado que los acuerdos firmados hoy ayudarán a las empresas españolas a acceder al mercado chino, reducir los costes y mejorar la seguridad jurídica con el objetivo de aumentar los flujos de inversión recíprocos y reducir el déficit comercial con China. En particular, Sánchez ha celebrado la constitución del Consejo Asesor porque supone un avance en la confianza para reforzar las relaciones con el país, que ya es el principal socio económico y comercial en Asia.

Por su parte, el presidente chino ha defendido que el Consejo constituirá una “plataforma” para profundizar la colaboración económica y comercial y avanzar hacia un modelo de cooperación basado en la complementariedad. En particular, ha celebrado la “estrecha y excelente colaboración” entre empresas de ambos países en materias tradicionales como la industria, la energía o la agricultura, lo que prueba “el gran potencial” que aún queda por desarrollar.

Pedro Sánchez y Xi Jinping abogan por revitalizar la relación económica entre ambos países

El Consejo se constituyó este martes, después de que en 2015 se acordara su creación, con los objetivos de facilitar el acceso al mercado chino y a las inversiones, la colaboración con terceros mercados y la promoción del desarrollo sostenible.

El Consejo Asesor Empresarial, formado por diecisiete empresas españolas y quince empresas chinas, está copresidido por el presidente de Gestamp, Francisco J. Riberas, y por el presidente del ICBC, Yi Huima.

Por la parte española lo integran, además de Gestamp, Alsa, El Corte Inglés, Grupo Antolin, Iberia, Indra, Grupo Mondragón, Siemens Gamesa, Técnicas Reunidas, Repsol, Meliá, Maxam, Osborne, Laliga, BBVA y Grupo Santander.

Por la parte china participan, además del banco ICBC, China Construction Bank (CDB), Aviation Industry Corporation of China, China National Petroleum Corporation, China Petrochemical Corporation, China Huadian Corporation, China COSCO Shipping Corporation, China Communications Construction Company, China Energy Engineering Group, Air China, Shanghai Electric, Beijing Automotive Group, Huawei Technologies, Alibaba y Tencent.

Sánchez y Xi Jinping han firmado este miércoles varios acuerdos, entre ellos dos protocolos agrícolas, uno que fija los requisitos fitosanitarios para la exportación de uva de mesa de España a China, lo que supone la apertura del mercado chino a este producto, y otro que regula los requisitos sanitarios para ampliar los productos cárnicos de porcino que se pueden exportar al país.

El acuerdo incluye carne congelada y despojos -que, aunque ya se exportaban no tenían una cobertura legal-, carne fresca y productos curados, como el jamón con hueso, la paleta, el lomo, el salchichón y el chorizo.

También se ha firmado un convenio de doble imposición, un memorándum de entendimiento sobre terceros mercados en países de Asia, África y América Latina y otro sobre empleo y seguridad social.

Como resultado de esta visita se cierran además diez acuerdos empresariales entre empresas españolas y chinas -ICO, Abengoa, Barcelona Housing Systems, Telefónica, Técnicas Reunidas, Tecnatom, Puerto de Algeciras, Seat, Indra y Hospital Clínico de Barcelona- que supondrán la entrada de empresas españolas en China.

En una declaración conjunta, ambos países han mostrado su voluntad de aumentar la apertura económica e incrementar los intercambios comerciales, al tiempo que urgen a avanzar en las negociaciones para lograr un tratado de inversiones Unión Europea-China que facilite la interacción empresarial.