Mercadona y los sindicatos UGT y CC.OO. han firmado este martes el nuevo convenio colectivo de empresa y el Plan de Igualdad, que entrarán en vigor el 1 de enero de 2019 y tendrán una duración de cinco años. El acuerdo establece un sueldo base mínimo de 1.300 euros brutos al mes y una ampliación del permiso de paternidad hasta las siete semanas, frente a las cinco que marca la ley, informa Europa Press.

Al suelo base se suman los complementos de la política retributiva de la compañía, con incrementos de un 11% anual hasta el tramo 5, y un aumento progresivo del salario base vinculado al IPC, además de mejoras en los pluses de nocturnidad y frío

Con este marco laboral «más igualitario y social», la cadena valenciana pretende consolidar su apuesta por mejorar el poder adquisitivo de la plantilla y el «fuerte compromiso social» con el empleo estable y de calidad, destaca Mercadona en un comunicado.

Para ello, el convenio incorpora medidas de carácter social y refuerza sus compromisos en materia de conciliación de la vida familiar y laboral. Entre las nuevas medidas, incluye la ampliación del permiso de paternidad hasta las siete semanas, frente a las cinco que actualmente recoge la ley, y el cobro del 100% del salario estando de baja por incapacidad temporal hasta los 18 meses.

También introduce la ampliación de la excedencia por cuidado de hijos hasta que el menor cumpla los 12 años. En caso de tener a su cargo directo un menor de 12 años y disfrutar de una reducción de jornada, los trabajadores podrán solicitar un cambio de contrato a tiempo parcial hasta los 15 años del meno –cuando se agote la edad máxima legal– y luego volver a tiempo total si lo desean.

En materia de excedencias, el convenio contempla la posibilidad de solicitarla con reserva del puesto de trabajo hasta tres años en caso de violencia de género, así como otros derechos específicos en estos supuestos.

Sistema de fichaje

Por otro lado, el nuevo marco establece un máximo de dos días a la semana de diez horas, incorpora la devolución de la ‘bolsa de horas’ en días completos cuando sean 12 horas o más, establecerá la implantación de un sistema de fichaje y fija no partir jornadas inferiores a cinco horas en tiempos totales.

Sobre días libres, incluye para los trabajadores del área logística un mínimo de siete fines de semana al año y calendarios anuales de su jornada laboral.

Mercadona también ha firmado con los representantes sindicales el Plan de Igualdad, con el que trata de consolidar su línea de actuación a favor de la igualdad de oportunidades y reforzar los logros del anterior programa. Entre ellos ha resaltado que en 2017 el 47% de los puestos directivos promocionados fueran mujeres o que «la equidad sea un valor irrenunciable en el modelo de la compañía, que aplica desde 1997, y de manera transversal el principio de ‘a igual responsabilidad, mismo sueldo'».

Desde 1993, cuando inició la implantación de su ‘modelo de calidad total’, la firma «no solo ha potenciado la práctica de la igualdad entre mujeres y hombres en el acceso al empleo, a la formación y a la promoción interna, sino también en el ámbito de la conciliación de la vida familiar y laboral», algo que la comisión de igualdad creada al efecto ha constatado durante la vigencia del anterior plan.

Paralelamente, las organizaciones sindicales y la cadena también han acordado la creación de un observatorio de carácter paritario con integrantes de todas las partes firmantes para dotar de mayor flexibilidad y eficiencia a la hora de introducir mejoras relacionadas con las jornadas laborales y su distribución.

Este órgano estará puntualmente informado de los nuevos proyectos que Mercadona tenga previsto implementar, para que pueda trasladar previamente a la compañía recomendaciones relacionadas con la clasificación profesional, la jornada o su distribución.

Reivindicaciones históricas

Por parte de los sindicatos, la responsable del sindicato estatal de comercio de FeSMC-UGT, Ana Micó, ha resaltado que el acuerdo «consigue dar cumplimiento a muchas de las reivindicaciones históricas de las personas que trabajan en Mercadona, y por supuesto de la Unión General de Trabajadores».

«Subidas salariales, reales y efectivas, para la totalidad de la plantilla en base al IPC, sin compensación ni absorción, mejoras en las políticas de conciliación de la vida laboral, personal y familiar, en las licencias retribuidas y no retribuidas, mejoras en logística, etcétera, han ido sumando valor de forma progresiva durante la negociación de este convenio», ha desgranado la representante de UGT, para poner en valor el «ejercicio de responsabilidad y coherencia» de apoyar el nuevo texto para unas mejores condiciones laborales y sociales.

De CC.OO., el secretario general de la Federación de Servicios, José María Martínez, ha valorado el convenio como «una herramienta para afrontar los retos que en el sector del comercio se están produciendo y que evidentemente en Mercadona tienen su efecto, ya que permitirá que las organizaciones sindicales formen parte de los nuevos proyectos que se quieren implementar de cara a su impacto en las condiciones laborales».

Entre ellos ha citado el establecer un análisis controlado de la jornada y la clasificación profesional o la introducción de mejoras en aspectos sociales y salariales, esta última «una de las más importantes en la historia de este convenio, ya que se garantizan subidas reales para toda la plantilla».

Por todo ello, el director de la división de relaciones sindicales de Mercadona, Jesús Yelo, ha manifestado el convencimiento de la firma de que el acuerdo sienta las bases de un modelo laboral socialmente responsable. «Las trabajadoras y trabajadores son la causa del éxito y crecimiento de la compañía. Ofrecer medidas más sociales y más igualitarias nos servirá, sin duda, para que las personas que forman Mercadona estén satisfechas y comprometidas al 100% para garantizar un crecimiento sostenible y poder compartirlo con los cinco componentes de la compañía», ha aseverado.